EEUU Famosos -  15 de febrero 2019 - 10:25hs

El FBI investiga las acusaciones realizadas contra Ryan Adams

Esta semana el periódico The New York Times publicó un artículo dedicado a la figura de Ryan Adams y a la forma en que a lo largo de su carrera habría utilizado su posición privilegiada en la industria para ofrecer tentadoras propuestas -en forma de contratos discográficos o invitaciones para tocar en sus conciertos- a cambio de favores sexuales que, en caso de no recibir, daban paso a una actitud vengativa y obsesiva.

El hecho de que entre los relatos compartidos por una docena de mujeres y colaboradoras del músico se encontrara el de su propia exmujer, Mandy Moore, y su antigua prometida Megan Butterworth ha provocado que la historia reciba aún más atención, hasta el punto de que las autoridades habría iniciado ahora una investigación centrada en el intercambio de mensajes que el cantante habría mantenido hace tiempo con una joven bajista que en aquel momento tenía tan solo 13 años.

Según han asegurado varias fuentes al citado medio, el departamento del FBI que se ocupa de los crímenes contra menores querría interrogar a la chica de ahora 20 años -que ha sido identificada como Ava por el NY Times- y obtener alguno de los tres mil mensajes que habría intercambiado con Adams a lo largo de un período de nueve meses, junto a cualquier otra prueba que ella pudiera proporcionar y que demostrara lo inadecuado de su relación.

Si su testimonio resulta convincente, los agentes continuarían adelante con sus indagaciones y le solicitarían tanto a ella como al artista que les facilitaran sus teléfonos móviles.Por el momento el representante legal de la joven ha preferido no pronunciarse acerca de esa posibilidad ya que aún están decidiendo cómo proceder.

El intérprete de 'New York New York', por su parte, ha salido al paso de las graves acusaciones de abuso emocional y psicológico realizadas por su ex alegando que él guarda un recuerdo muy diferente de la dinámica que definió su convivencia y ha afirmado que los detalles que se incluían en el reportaje del periódico habían sido sacado de contexto, exagerados o eran directamente falsos solo para ofrecer una imagen suya lo más negativa posible.

En esta nota: