Amy Schumer

SHOWBIZ

Desde que debutara en la maternidad hace solo seis meses con el nacimiento de su pequeño Gene, fruto de su matrimonio con el reputado chef Chris Fischer, la actriz y humorista Amy Schumer ha venido experimentando unos niveles de "amor" jamás sentidos hasta ahora, y eso que la intérprete no podría estar más enamorada de su esposo, con quien pasó por el altar en febrero de 2018, tras haberse embarcado ambos en tan gratificante aventura paternal.

"¡Oh dios mío, es lo mejor que me ha pasado nunca. Tengo mucha suerte. La verdad es que hasta ahora no sabía que se podía amar tanto a una persona, y con esto no quiero ofender de ninguna manera a mi marido. Pero sí, creo que los dos todavía estamos muy asombrados con el amor tan especial que sentimos por nuestro hijo", se ha sincerado la estrella de la comedia en conversación con el portal de noticias Entertainment Tonight.

Publicidad

Entre los numerosos cambios que la esperada llegada de su retoño ha provocado en su día a día, Amy destaca sin titubeos la actitud mucho más comprensiva y considerada que despliega ahora hacia su propia progenitora, lo cual no resulta demasiado sorprendente habida cuenta del rumbo tan similar que han acabado tomando sus respectivas vidas.

"Me ha cambiado en un millón de formas. Ahora soy mucho más amable con mi propia madre y entiendo mejor todo aquello por lo que ha pasado", ha explicado en la misma entrevista para afirmar, justo a continuación, que todos los días le presentan un dilema tras haber vuelto al trabajo con energías renovadas pero, al mismo tiempo, con una intensa añoranza por su retoño.

Publicidad