Sugey Sánchez

Cada vez los seres humanos se vuelven más ambiciosos y codiciosos para lograr sus objetivos sin ver el daño que podrían causar. Un ejemplo claro es Kenny, un tigre blanco.

Sí, un majestuoso tigre blanco llamado Kenny, que fue el primero en ser creado por el hombre y el primero en la historia con síndrome de Down.

Publicidad

Al ser estos ejemplares escasos en el mundo y por la limitada variedad de su genética, un refugio para animales en Eureka Springs en Arkansas, Estados Unidos, experimentó con ADN para crearlo de manera más rápida y el resultado fue impactante, ya que el felino tenía problemas en su mandíbula, en su dentadura, retraso mental y problemas físicos.

A pesar de su condición, Kenny pudo vivir tranquilamente y murió en el año 2008 a causa de cáncer.

Este único caso en el mundo es presentado para que las personas tomen conciencia en que lo hagan y no jueguen con vidas humanas o animales, ya que quien creó todo lo que habita en este mundo es Dios y no el hombre.

Publicidad