Estados Unidos Internacionales -  13 de septiembre 2012 - 23:12hs

Clinton destaca "honor y valentía" de exmilitares en Bengasi

Washington ( EFE ) La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, destacó hoy el "honor" y la "valentía" de los dos exmilitares estadounidenses que murieron en el ataque al consulado del país en Bengasi (Libia), poco después de conocerse su identidad.

Clinton aseguró que sus "pensamientos, oraciones y gratitud más profunda" están con las familias y amigos de Glen Doherty y Tyrone Woods, dos miembros retirados del cuerpo de fuerzas especiales de la Marina (SEAL) que fallecieron el martes junto al embajador estadounidense en Libia, Chris Stevens, y el diplomático Sean Smith.

"Tyrone S. Woods y Glen A. Doherty eran veteranos militares condecorados que sirvieron a nuestro país con honor y distinción", dijo la titular de Exteriores en un comunicado, en el que recordó que el trabajo de las embajadas sólo es posible gracias "al servicio y sacrificio de gente valiente" como los dos fallecidos.

Doherty y Woods protegían al cuerpo diplomático en Libia y fallecieron víctimas del fuego enemigo en un edificio anexo cercano al consulado, donde tuvieron que retirarse debido al intenso fuego enemigo de un ataque organizado que duró hasta cuatro horas, según la narración de funcionarios estadounidenses.

Woods, de 41 años, ofreció "sus conocimientos y valentía" durante dos décadas como un SEAL, el cuerpo responsable de la operación que dio muerte a Osama bin Laden en Pakistán en mayo del pasado año, afirmó Clinton.

Después de ser enviado "varias veces a Irak y Afganistán", en 2010 comenzó a proteger a diplomáticos estadounidenses "en puestos peligrosos, desde Centroamérica a Oriente Medio", añadió.

"Tenía las manos de un sanador y el brazo de un guerrero, y ganó distinción como enfermero registrado y paramédico certificado", indicó la secretaria de Estado, que envió sus condolencias a su mujer Dorothy y a sus tres hijos, Tyrone Jr., Hunter y Kai, que nació "hace sólo unos meses".

En cuanto a Doherty, destacó que también fue miembro de los SEAL y un "paramédico experimentado" que "se jugó la vida muchas veces protegiendo a estadounidenses en Irak, Afganistán, y otros lugares".

"Finalmente, murió como había vivido: con un honor desinteresado y un valor sin límites", agregó, y envió su simpatía a su padre Bernard, su madre Barbara, su hermano Gregory y su hermana Kathleen.

Clinton volvió a condenar "en los términos más fuertes posibles el ataque que se llevó la vida de estos héroes", y consideró que "debería impactar la conciencia de las personas de todas las fes y tradiciones".

Agradeció los mensajes de apoyo que han llegado desde la región "en estos difíciles días", en los que pidió unión "ante la violencia, el odio y la división".

Los ataques contra las misiones diplomáticas de EE.UU. comenzaron en Egipto y Libia el martes, en coincidencia con el undécimo aniversario de los atentados del 11-S y desatados por un vídeo antimusulmán que caricaturiza al islam y a Mahoma, y se extendieron hoy a otros países árabes, hasta provocar un fallecido en Yemen.

En esta nota: