RïO DE JANEIRO Internacionales -  5 de diciembre 2012 - 16:25hs

Niemeyer con infección respiratoria y en estado grave

RïO DE JANEIRO (AFP). El estado de salud del centenario arquitecto brasileño Oscar Niemeyer es "grave" tras una infección que obligó a conectarlo a un respirador y a sedarlo, informaron este miércoles sus médicos en un comunicado.

"Por una infección respiratoria, el paciente está respirando con ayuda de aparatos y se encuentra sedado. El estado de salud de Oscar Niemeyer es grave", dice el boletín firmado por su médico Fernando Gjorup, del hospital Samaritano de Rio de Janeiro, donde el arquitecto está internado desde hace más de un mes.

Niemeyer, que cumplirá 105 años el 15 de diciembre, está bajo tratamiento de hemodiálisis a raíz de un problema renal.

Niemeyer ingresó al hospital el 2 de noviembre, pocos días después de haber recibido el alta tras permanecer casi dos semanas internado por una deshidratación.

En mayo estuvo hospitalizado tres semanas a raíz de una neumonía.

Padre de la arquitectura brasileña, Niemeyer fue el responsable del diseño de la ciudad de Brasilia junto al urbanista Lucio Costa en 1960.

El arquitecto diseñó los principales edificios de la nueva capital, un trabajo por el cual fue recompensado en 1988 con el premio Pritzker, equivalente al Nobel de arquitectura.

Con más de 600 obras en su palmarés y una veintena de proyectos en curso en Brasil y en el extranjero, como la mezquita de Argel, este hombre de apariencia frágil y lúcida mirada ha dicho que quiere seguir "sorprendiendo".

En febrero, Niemeyer supervisó antes del carnaval de Rio las obras de renovación del Sambódromo, que construyó hace 30 años y donde se llevan a cabo los desfiles de las grandes escuelas de samba.

El arquitecto trabajó hasta ser internado en su atelier de grandes ventanales curvados, frente a la célebre playa de Copacabana.

Oscar Niemeyer participó entre otras cosas en la concepción de la sede de las Naciones Unidas en Nueva York (1952) y diseñó el Museo de Arte Contemporáneo de Niteroi (1996), cerca de Rio, célebre por su forma de platillo volador.

En 1928, Niemeyer se casó con Annita Bildo, con quien tuvo una hija. Su unión duró 76 años, hasta la muerte de Annita a fines de 2004. A los 98 años, Niemeyer volvió a casarse con su secretaria, Vera Lucia Cabrera, 38 años menor que él.

Su única hija, Anna Maria Niemeyer, murió en junio a los 82 años, víctima de un enfisema pulmonar.