Venezuela Internacionales -  14 de febrero 2014 - 20:50hs

A tiros de fusil despiden a oficialista fallecido

CARACAS - Entre una andanada de disparos de fusil y armas cortas fue despedido este viernes en la populosa barriada pobre del 23 de Enero, al oeste de la capital, el miembro de un grupo oficialista que falleció a consecuencia de disparos durante los violentos incidentes que se registraron a mediados de semana en Caracas.

Al grito de "Juancho vive, la lucha sigue" más de un centenar de personas, algunos con los rostros cubiertos y armados, dieron este viernes el último adiós a Juan Montoya, quien fue velado en el 23 de Enero, muy cerca del museo histórico donde reposan los restos del ex mandatario Hugo Chávez.

Pasadas las 3 de la tarde la carroza fúnebre, que llevaba el féretro de Montoya, partió a recorrer las estrechas y polvorientas calles del barrio acompañada por un enjambre de más de un centenar de motocicletas que sonaban incesantemente sus bocinas para llamar la atención de los humildes vecinos de la comunidad y los transeúntes.

Diferentes miembros de los grupos prooficialistas que operan en el 23 de Enero, conocidos como "colectivos", se unieron al cortejo y acompañaron en camionetas, motocicletas y a pie el recorrido de la carroza que tenía el techo repleto de coronas de flores.

Con gran parsimonia el cortejo transitó las calles al compás de canciones de protesta que salían de un equipo de sonido instalado en una pequeña y destartalada camioneta que estaba unos carros atrás de la carroza fúnebre.

Algunos vecinos saludaron la carroza golpeándose el pecho, levantando el brazo derecho con el puño crispado, a lo que algunos integrantes del cortejo respondían levantado sus brazos y empuñando armas cortas.

Un grupo de delgados hombres, con los rostros cubiertos con pañuelos rojos e identificados como miembros del colectivo armado "La Piedrita", rindió honores a Montoya parándose firmes cuando la carroza fúnebre pasó a un lado del edificio donde opera el grupo. Uno de los dirigentes de "La Piedrita", vestido con una chaqueta con los colores de la bandera nacional, saludó el cortejo levantando su brazo izquierdo.

Los mayores honores a Montoya se hicieron frente a un gran edificio, identificado como Sierra Maestra, en el 23 Enero. Desde la azotea del edificio varios hombres, armados de fusiles y armas cortas, comenzaron a disparar al aire de manera incesante para saludar el cortejo que se detuvo por varios minutos frente al lugar.

Al culminar la andanada de disparos el cortejo retomó de nuevo su camino rumbo a un cementerio.

Montoya falleció el pasado 12 de febrero durante unos violentos incidentes que se registraron tras una multitudinaria marcha que realizaron universitarios y opositores en el centro de la capital para protestar contra diferentes problemas que agobian a los venezolanos.

En esos incidentes también fallecieron dos jóvenes que habían participado en la marcha opositora. Las autoridades no han aportado hasta el momento detalles de cómo murieron los tres hombres baleados.

El líder opositor Henrique Capriles exigió en la víspera al presidente Nicolás Maduro deslindarse de los grupos oficialistas armados llamados "colectivos" a los identificó como organizaciones "paramilitares".