MADRID Internacionales -  10 de marzo 2014 - 15:16hs

Embajador Venezuela en España cree debate sobre su país es por desinformación

El embajador de Venezuela en España, Mario Isea, considera que el debate que mañana albergará el Congreso de los Diputados sobre las protestas que se desarrollan desde hace un mes en su país se debe a la "alta dosis de desinformación" que se encarga de propagar la "extrema derecha" venezolana.

En declaraciones a Efe, Isea subrayó que en España, como en otros países, la política del presidente Nicolas Maduro de diálogo con la oposición también encuentra la solidaridad de la mayor parte de la sociedad.

El Congreso de los Diputados debatirá mañana una proposición no de ley de UPyD (centro) que reclama al Gobierno de Venezuela el respeto a los principios universales de la democracia y de los derechos humanos y el cese de "cualquier forma de acoso a la oposición pacífica" o de "represión" política.

Isea lamentó el "bombardeo informativo muy fuerte" de "la extrema derecha" venezolana que quiere hacer creer que Maduro dirige un gobierno "represivo" y que el país ofrece "una imagen de guerra civil".

Según el diplomático, Maduro está promoviendo el diálogo con los sectores de oposición, mientras que los sectores más extremistas practican la violencia callejera, con ataques a la fiscalía y a la Policía.

Además, recordó que el actual presidente ganó las elecciones en abril de 2013 y que en las municipales de finales de año supusieron un aumento notable de votos de los bolivarianos.

El embajador apuntó que la propuesta registrada por el partido UPyD fue anterior a la toma de posición de la Organización de Estados Americanos (OEA), que el pasado día 7 decidió por amplia mayoría llamar a la continuación del "diálogo nacional" en Venezuela.

Esa fórmula gustó al gobierno de Caracas y decepcionó a EE.UU., Panamá y Canadá, que lo interpretaron como respaldo a la respuesta de Nicolás Maduro a la crisis en el país.

El "bombardeo" informativo contrario a Maduro, que pasa incluso por la difusión por parte de los opositores de fotografías falsas de supuestos incidentes - subrayó el embajador - tiene "algún impacto" en las sociedades occidentales, como la española y es amplificado por "portavoces de Estados Unidos".

En este contexto, el gobierno venezolano se esfuerza por organizas eventos públicos para responder a la "intoxicación y que la verdad resplandezca".