MÉXICO Internacionales - 

Tercer robo de material radiactivo en México

Autoridades emitieron una alerta para una docena de estados de México tras el robo de un equipo de medición industrial con material radiactivo que podría causar lesiones graves a la persona que lo manipule sin la protección adecuada, incluso por un tiempo breve.

La Secretaría de Gobernación informó que desconocidos robaron en el Estado de México, que bordea la capital, una camioneta tipo pick up que transportaba el equipo una fuente de Iridio 192, en el tercer hurto de material radiactivo que las autoridades reportan desde diciembre.

En la cuenta de Twitter del coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, se informó el viernes que se encontró el vehículo que transportaba el material radiactivo, pero no el equipo con el Iridio 192.

En diciembre fue robado un camión que transportaba equipo médico en desuso con cobalto 60 y a mediados de junio fue hurtada una camioneta con un equipo de medición industrial con cesio 137 y americio/berilio. En ambos casos fueron recuperados días después las fuentes radiactivas.

La dependencia señaló que el Iridio 192 puede causar lesiones permanentes o graves a quien lo manipule o esté con contacto por breve tiempo, no importa si son unos cuantos minutos.

Según una imagen divulgada por la dependencia mexicana, el material está en un soporte con forma y tamaño de una pluma y dentro de un contenedor sellado que si no se abre no representa mayor peligro.

Mardonio Jiménez, físico y director de Supervisión Operativa de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias dijo el viernes a The Associated Press que el Iridio 192 se encuentra en la punta de lo que parece una pluma y que no sirve para nada más que realizar radiografías industriales.

Dijo que para quien lo manipule sin protección, el Iridio 192 puede ser tan peligroso como el cobalto 60, pero la diferencia es que aquel tiene un periodo de vida menor al de éste.

Por ejemplo, dijo que el promedio de vida del Iridio 192 es de 62 a 65 días, mientras que el de Cobalto 60 era unos cinco años.

El Iridio 192 robado esta semana fue importado por México en febrero, por lo que su intensidad ahora es poca, aunque aún peligrosa, dijo el experto. Añadió que puede provocar quemaduras de primer grado.

"El único uso es para radiografía industrial", aseguró.

Desde el robo del cobalto 60 en diciembre, la Comisión dicho que no considera que los robos sean intencionales, es decir que los ladrones busquen el material, sino que buscarían robar los vehículos.

"Eso queda descartado", dijo Jiménez sobre la posibilidad de que los ladrones en esta o en ocasiones anteriores tuvieran como blanco específico el material radiactivo.

Señaló que en el caso de la camioneta robada con el Iridio 192 no llevaba localizador GPS porque las reglas no lo establecían.

Con el cobalto 60 se informó que no podría haberse usado para hacer una bomba, pero sí montarlo en un explosivo para diseminar material radiactivo. Jiménez dijo que con el Iridio 192 podría pasar lo mismo, aunque aseguró que "el efecto radiológico sería muy bajo".

Jiménez recordó que en 1997 se registraron dos robos de equipos con Iridio 192, los cuales fueron recuperados sin que causara daño a nadie.

FUENTE: AP