EEUU Internacionales -  21 de noviembre 2014 - 20:20hs

Obama inicia labor de convencimiento en migración

En una ofensiva lanzada para respaldar sus directrices en torno a la inmigración, el presidente Barack Obama insistió el viernes en que los republicanos de la Cámara de Representantes deben sopesar una reforma integral en torno a este tema, ya que el sistema es tan injusto que requiere el tipo de correcciones que él inició por su cuenta.

"Nuestro sistema de inmigración es disfuncional desde hace mucho tiempo y todo el mundo lo sabe", afirmó. "Ya no podemos darnos el lujo de tenerlo así".

En un discurso pronunciado en la escuela secundaria de Las Vegas donde lanzó su iniciativa para que el Congreso le enviara un proyecto de reforma migratoria, Obama delineó las medidas que ha tomado para ayudar a millones de personas que viven sin autorización en Estados Unidos.

Están diseñadas para hacer que casi cinco millones de esos inmigrantes eviten la deportación y reciban permisos de trabajo.

Pero el presidente advirtió que sus acciones tienen límites y que sólo una legislación más amplia modificaría permanentemente las leyes que regulan la inmigración y ayudaría a los más de 11 millones de inmigrantes que carecen de permiso para radicar en el país.

"Las acciones que he tomado son sólo un primer paso temporal", señaló.

Y como para hacer énfasis en ese punto, un objetor interrumpió a Obama, recriminándole no hacer lo suficiente con sus acciones ejecutivas para ayudar a más inmigrantes en el país.

"¿Por qué dejaste fuera a mi mamá?", preguntó uno de los presentes en el discurso, de acuerdo con el grupo Dream Action Coalition.

"No todo el mundo contará con los requisitos (para evitar la deportación)", reconoció Obama. "Esa es la verdad. Escuchen, los oigo, y lo que estoy diciendo es que de todas formas vamos a tener que aprobar un proyecto de ley".

En momentos en que los republicanos lo acusan de excederse en su autoridad, Obama y sus aliados intentan promover las acciones ejecutivas sobre inmigración como buenas medidas políticas.

Pero también trata de usar la medida para presionar a los republicanos, quienes parecen no decidirse sobre cómo responder sin parecer recalcitrantes.

Las acciones ejecutivas, que Obama explicó el jueves durante un discurso por televisión en horario estelar, cubrirían principalmente a los padres de ciudadanos estadounidenses y de residentes legales siempre y cuando los padres lleven cinco años o más en Estados Unidos. Pero las acciones del mandatario también modificarían las prioridades para hacer cumplir la ley migratoria al hacer énfasis en la deportación de los recién llegados y de los delincuentes.

John Boehner, republicano por Ohio y presidente de la cámara baja, dijo que Obama, al hacer a un lado al Congreso, ha dañado su capacidad de lograr que las cosas se hagan.

"En los días por venir, la cámara del pueblo hará frente a este desafío", dijo Boehner el viernes en el Capitolio. "No nos quedaremos inmóviles mientras el presidente socava el estado de derechos en nuestro país y pone vidas en riesgo... Está dañando a la presidencia misma".

Pero Obama contraatacó diciendo que son los republicanos los que han sido un obstáculo, e hizo notar que han pasado 512 días desde que el Senado aprobó una propuesta de reforma amplia.

"Lo único que ha estado estorbando es una simple votación de 'sí' o 'no' en la Cámara de Representantes. Sólo una votación de 'sí' o 'no''', afirmó. "Si hubieran permitido una votación sobre esa clase de proyecto de ley, habría sido aprobado. Yo lo habría firmado. Y sería la ley ahora".

En esta nota: