EEUU Internacionales -  10 de julio 2015 - 16:39hs

FBI reconoce que un error permitió al autor de ataque racista comprar armas

Un fallo en el sistema federal de revisión de antecedentes para adquirir armas de fuego permitió a Dylann Roof llevar a cabo el ataque contra una iglesia de Charleston (Carolina del Sur) en el que murieron nueve feligreses negros, indicó hoy el director del FBI, James Comey.

"Este caso nos destroza a todos el corazón, pero el hecho de que un error de nuestra parte esté conectado con un arma que esta persona usó para asesinar a esa gente es muy doloroso", aseguró Comey en un encuentro con periodistas.

"Nos gustaría dar marcha atrás al reloj", agregó.

El funcionario explicó que cuando Roof, de 21 años, trató de comprar una escopeta en abril, el FBI realizó la revisión de sus antecedentes pero no contrastó un reporte de Columbia, la capital de Carolina del Sur, que daba cuenta de una detención del joven en la que este admitió consumir drogas.

Ese punto habría impedido a Roof comprar las armas.

De acuerdo a Comey, el error del FBI se produjo por los trámites burocráticos que complican el acceso por parte de las autoridades federales a los documentos estatales y locales.

Por este motivo, el historial delictivo del joven no estaba disponible en el Sistema Nacional Instantáneo de Revisión de Antecedentes Criminales.

Roof es considerado responsable de la muerte a tiros de nueve feligreses negros llevado por sus ideas supremacistas el 11 de junio en una iglesia afroamericana de Charleston.

La masacre de Charleston provocó un debate en EE.UU. sobre los símbolos de la Confederación, ya que el joven veneraba la bandera confederada y otras referencias a los movimientos supremacistas blancos, y había escrito un manifiesto racista contra los afroamericanos.

Como consecuencia, la bandera confederada que ondeaba frente al Capitolio de Columbia fue arriada hoy tras más de medio siglo, después de que el Congreso estatal aprobase su supresión.

FUENTE: EFE