Cualquiera de los progenitores conversar con sus hijos a través de una transmisión en directo bajo la supervisión de un profesional. Foto/Ilustrativa AFP

EFE

El Ministerio nipón de Asuntos Exteriores pondrá en marcha en septiembre un sistema de vídeo conferencias para que los padres inmersos en disputas de custodia transfronterizas "visiten" a sus hijos retenidos en otros países, informó este viernes el diario Japan Times.

El Gobierno nipón adoptará este sistema en virtud de Convenio de La Haya sobre Sustracción Internacional de Menores, que establece marcos y procedimientos para facilitar que los menores de 16 años retenidos por sus padres puedan volver a su país habitual de residencia.

Publicidad

Japón será el primero de los 93 países firmantes del convenio en establecer un sistema de estas características, indicó un portavoz ministerial al diario nipón.

Con el consentimiento de ambos padres, el sistema permitirá a cualquiera de los progenitores conversar con sus hijos a través de una transmisión en directo bajo la supervisión de un profesional que observará la conversación en otra habitación.

Publicidad

Esta tercera persona estará autorizada a intervenir en el encuentro, por ejemplo, enviando mensajes de advertencia a la pantalla en la que se está desarrollando la conversación si alguno de los padres hace un comentario inapropiado, y podrían silenciar el audio o terminar la transmisión, si lo consideran necesario.

Este observador será un empleado autorizado por la rama japonesa del Servicio Social Internacional con sede en Ginebra (Suiza), una organización no gubernamental que asesora a niños y familias con problemas sociales derivados de la migración.

Desde que Japón entrara a formar parte del convenio de La Haya en abril de 2014, el Ministerio ha recibido 86 solicitudes de padres que quieren "visitar" a sus hijos, según recoge el periódico.

Del total, en 67 casos la solicitud fue hecha por un progenitor residente en el extranjero que quería hablar con un niño retenido en Japón.

En los otros 19 casos, el solicitante fue el padre o la madre residente en Japón buscando contactar con su hijo en otro país.

Publicidad

Publicidad