EFE

Las autoridades chinas han destapado un mercado negro de vacunas que operaba en el país desde 2011 y que vendió ilegalmente a clientes de 24 provincias y ciudades, entre ellas Pekín.