Oakland Internacionales -  6 de diciembre 2016 - 15:10hs

Administrador del "Barco fantasma" de Oakland habla tras el incendio

El administrador del "Ghost Ship" de Oakland, depósito donde se alojaba un colectivo de artistas que se incendió el pasado viernes durante una fiesta con saldo de 36 muertos, denunció los precios exorbitantes de los alquileres en la costa oeste de Estados Unidos.

"Nosotros hacemos música, arte. Se convirtió en nuestra casa. Al principio no vivíamos allí, fue parte de un sueño, de la idea de que un lugar pudiera acoger a todo el mundo", declaró Derick Ion Almena a la cadena NBC, al aludir al edificio destruido por las llamas, sin que hasta el momento se conozcan las causas del incendio.

Desde el sábado las autoridades municipales habían indicado que el lugar estaba repleto de instrumentos musicales, lámparas antiguas y otros objetos recuperados que aparentemente no se ajustaban a las normas.

Almena, que vivía allí junto a sus tres hijos, dijo que había "firmado un contrato por un edificio que pretendía responder a los criterios municipales".

El inmueble, cuyas ruinas fueron ya inspeccionadas en un 85% según los bomberos, estaba destinado a quienes "no pueden pagar un alquiler porque su sueño es más grande que su billetera", argumentó Almena.

Hasta ahora, fueron identificadas 35 de los 36 muertos en el incendio. Se trata en su mayoría de adultos, entre 20 y 35 años, y una joven de 17.

Algunos eran ciudadanos de Europa o Asia, y las autoridades de Oakland trabajan con el Departamento de Estado para contactar a los gobiernos extranjeros.

Imágenes colgadas en la web muestran pianos, cuadros y objetos de madera en el edificio, lo que ayuda a explicar por qué las llamas llegaron rápidamente a la estructura pese a que los bomberos llegaron en apenas tres minutos.

Oakland es una ciudad de 420.000 habitantes situada frente a San Francisco, en el este de la bahía del mismo nombre.

FUENTE: AFP