AP

Egipto restringió el miércoles el acceso a las tarjetas de raciones, la medida más reciente de la ambiciosa reforma económica emprendida por el gobierno. Tres cuarta partes de los 93 millones de habitantes del país usan dichas tarjetas para comprar alimentos subsidiados.

Según un decreto publicado el martes en la gaceta oficial, la gente que gana más de 1.500 libras egipcias (unos 84 dólares) al mes ya no recibiría tarjetas de raciones. Los beneficiarios también se limitaron a familias con hasta cuatro personas. El decreto no aclaró que pasaría con las familias pobres de cinco o más integrantes.

Publicidad

Los nuevos límites para las tarjetas de raciones no afectarán a las personas que ya tienen estas tarjetas. Las autoridades calculan que unos 70 millones de egipcios las usan. Las medidas entraron en vigor el miércoles.

El gobierno está tratando de reducir su déficit presupuestario a 9,1% en el actual año fiscal, de 10,9% en el año anterior, recortando los gastos.

Publicidad

En el pasado, los recortes de subsidios han causado agitación social pero el gobierno ha pedido al pueblo que se prepare para las duras medidas de austeridad, prometiendo que las acciones darán pie a una recuperación económica y atraerá inversiones extranjeras.

Algunas de las medidas claves que Egipto tomó para cumplir las condiciones del préstamo de 12.000 millones de dólares que le dio el Fondo Monetario Internacional fueron devaluar y fluctuar su moneda nacional.

Publicidad

Publicidad