Gruevski ha presidido el partido desde 2003, y ha sido primer ministro durante una década. Foto/AFP

EFE

El ex primer ministro macedonio Nikola Gruevski ha dimitido como presidente del partido conservador VMRO-DPMNE después de 14 años al frente de esta formación y tras fracasar en verano en su intento de renovar un mandato de Gobierno.

Según anunció hoy el partido en un comunicado, Gruevski anunció su decisión durante una reunión del Comité Central del partido, celebrada el domingo por la noche.

Publicidad

"El presidente Nikola Gruevski ha anunciado su irrevocable dimisión como un paso moral. Con ello asumió la responsabilidad por la derrota", señala el comunicado de VMRO-DPMNE.

El nuevo líder del partido será nombrado en un congreso extraordinario que se celebrará los próximos días 22 y 23.

Publicidad

Entre los principales candidatos están, según los medios locales, los exministros de Asuntos Exteriores Antonio Miloshoski y Nikola Poposki; el actual secretario general del partido, Kristijan Mickovski; el líder del grupo parlamentario, Ilija Dimovski, así como el exministro de Sanidad y Educación Nikola Todorov.

Gruevski ha presidido el partido desde 2003, y ha sido primer ministro durante una década.

En diciembre pasado su formación salió como fuerza más votada en las elecciones anticipadas, a pesar de estar acusada de haber protagonizado una operación de escuchas ilegales, lo que llevó a que el país viviera una parálisis política durante más de un año.

Sin embargo, no logró renovar su coalición con los partidos de la minoría albanesa, que forjaron una alianza de Gobierno con el partido socialdemócrata SDSM, liderado por Zoran Zaev.

Durante la década de Gobierno de Gruevski, la Antigua República Yugoslava de Macedonia experimentó un crecimiento económico sólido, las tasas de desempleo se redujeron sensiblemente y las inversiones extranjeras fluyeron.

La buena marcha del país se frustró tras destapar en 2015 los socialdemócratas el escándalo de escuchas, que apuntaba a que su partido estaba envuelto en casos de corrupción y había cometido fraude electoral, acusaciones que están siendo investigadas todavía.

Los socialdemócratas, por su parte, le reprocharon haber dirigido el país con métodos dictatoriales, y los medios de comunicación y organizaciones de defensa de los derechos humanos lo acusaron de censura e intimidación.

Publicidad

Publicidad