Bolivia Internacionales - 

Bolivia aplicará programa de la ONU contra el uso ilícito de contenedores

Bolivia acordó hoy sumarse a un programa de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, en inglés) para evitar el uso de contenedores marítimos en el tráfico de narcóticos y otras actividades ilícitas.

El ministro boliviano de Gobierno (Interior), Carlos Romero; la presidenta de la Aduana Nacional, Marlene Ardaya, y el representante de la UNODC en Bolivia, Thierry Rostan, firmaron un memorando de entendimiento para la implementación del Programa Global de Control de Contenedores (CCP, en inglés) en la frontera occidental del país.

La UNODC explicó en un comunicado que el CCP es una iniciativa de ese organismo y la Organización Mundial de Aduanas (OMA) para mejorar la capacidad de las aduanas, las policías y las autoridades encargadas de aplicar la ley para detener el tráfico ilícito, "facilitar el comercio legítimo y asegurar las ganancias estatales".

El programa será financiado por el Estado boliviano y la Unión Europea (UE), y su implementación estará a cargo de la OMA desde Bruselas, y la UNODC desde su sede global en Viena, su regional en Panamá y la oficina nacional en La Paz.

Mediante el CCP se establecerán Unidades de Control Portuario a través de la capacitación de agentes antidrogas y funcionarios de la Aduana Nacional para identificar e inspeccionar "contenedores de carga de alto riesgo con una interrupción mínima para el comercio y los negocios legítimos", indicó la UNODC.

Con estas acciones, el programa "apoyará al Gobierno de Bolivia en sus esfuerzos para enfrentar al crimen organizado trasnacional, particularmente al narcotráfico, el contrabando, la importación y exportación de bienes falsificados, entre otros", agregó.

La firma del documento se enmarca en el programa de apoyo de ese organismo a la implementación del "Plan de Acción de la Estrategia de Lucha contra el Narcotráfico y Reducción de Cultivos Excedentarios de Coca" de Bolivia.

Actualmente, el CCP cuenta con presencia en los principales puertos de Argentina, Brasil, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, Panamá, Paraguay, Perú, Surinam y República Dominicana, indicó la UNODC.

A nivel global, el programa está operativo en 49 países y cuenta con financiación para su puesta en marcha en otros cinco, incluida Bolivia.

Desde su inicio en 2009 hasta junio de 2018, el CCP permitió el decomiso de unas 194,42 toneladas de cocaína.

Dentro de la iniciativa, también se han registrado 604 casos de incautaciones de bienes que atentan contra la propiedad intelectual, armas de fuego, municiones, dinero en efectivo, contrabando de alcohol y cigarrillos, y tráfico de flora y fauna protegidas, según datos de la UNODC.

FUENTE: EFE