Hallan cuerpo de uno de los 15 mineros atrapados desde hace un mes en India. Foto/AFP

EFE

Un equipo de buzos de la Armada india encontró hoy el cuerpo de uno de los 15 mineros que quedaron atrapados hace más de un mes dentro de una mina ilegal de carbón inundada en el estado de Meghalaya, en el noreste de la India.

El cuerpo del trabajador fue hallado por los buzos a unos 48 metros de profundidad, dentro de la mina conocida como "agujero de ratas" a la que los mineros ingresaron el pasado día 13 de diciembre, informó la oficina de comunicación de la Armada.

Publicidad

De acuerdo a la versión de los cuerpos de rescate, los hombres quedaron atrapados después de que la mina vertical se inundase por el cauce de un río, lo que dio comienzo a las operaciones de recate seguidas con interés en el país.

Este, el primero de los trabajadores hallado, fue localizado por un vehículo submarino de control remoto utilizado por el equipo de buzos y "ha sido arrastrado hasta la boca de la mina 'agujero de rata' de donde se extraerá bajo la supervisión de los médicos", detalló la oficina portavoz de la Armada en Twitter junto a las fotos de lo que asegura es el cuerpo del minero.

Publicidad

Hace casi dos semanas el Tribunal Supremo reclamó todos los esfuerzos en la operación al responder a una petición para poner fin a los trámites burocráticos destinados a concretar el apoyo del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea en el rescate.

"No importa si están todos muertos o vivos. Deben ser sacados de allí", dijo el juez Arjan Kumar Sikri al Gobierno, al tiempo que subrayó que para las personas que están atrapadas "cada minuto cuenta".

De acuerdo a los medios locales, además han sido hallados tres cascos de trabajo que se supone pertenecen a los trabajadores; sin embargo, el destino de los otros mineros no ha sido aclarado por las autoridades.

La explotación de las minas verticales, ilegalizada en 2014 por el Tribunal Nacional Verde en Meghalaya, consiste en excavar un pozo hasta la veta de carbón, muchas veces de apenas un metro de diámetro.

Pese a los graves riesgos que supone, la explotación ilegal de estos yacimientos atrae a campesinos locales y desempleados que intentan conseguir dinero en poco tiempo.

Publicidad

Publicidad