Al menos 20 muertos en el ataque a un campamento militar en el sur del Yemen. Foto/EFE

EFE

Al menos 20 personas han muerto en el asalto de un grupo presuntamente vinculado con Al Qaeda a un campamento de las milicias del Cinturón de Seguridad, apoyadas por Emiratos Árabes Unidos, en el sur del Yemen, un día después de que ataques múltiples en Adén causaran casi medio centenar de muertos.

El ataque se produjo alrededor de las 02.00 de este viernes, hora local (11.00 GMT del jueves), cuando los extremistas atacaron una instalación militar en Al Mahfad, en la provincia de Abyan, en el sur del Yemen, indicó a Efe una fuente militar vinculada con Cinturón de Seguridad.

Publicidad

Tras el ataque se produjo un contraataque con tropas de élite enviadas desde Shabwa y retomaron el control del cuartel, agregó la fuente.

Otra fuente de la misma fuerza indicó que la operación de recuperación de la instalación militar fue apoyada por helicópteros Apache de la coalición internacional que lidera Arabia Saudí y apoya al Gobierno de Abdo Rabu Mansur Hadi.

Publicidad

Al Mahfad es una zona de intensa actividad terrorista por parte de Al Qaeda, que de manera habitual ataca instalaciones militares y de la Policía desde 2007.

El ataque de hoy se produce después de que al menos 49 personas murieran y decenas resultaran heridas ayer en Adén en dos ataques contra un campamento militar del Cinturón de Seguridad y una unidad de la Policía.

El Ministerio de Interior yemení informó ayer que al menos 36 personas perdieron la vida en un ataque de los rebeldes hutíes con un misil balístico y un dron contra una ceremonia de graduación militar, mientras que 13 policías perdieron la vida en un atentado suicida, ambos en Adén.

La primera de estas acciones se produjo contra la milicia Primera Brigada, grupo integrado en las fuerzas Cinturón de Seguridad, cuando tenía lugar un desfile con la participación de unos 500 nuevos reclutas.

Las unidades del Cinturón de Seguridad son fieles al exgobernador de Adén Eidarus al Zubeidi, que fue expulsado por Hadi por apoyar la secesión del sur del país y por ser líder de un movimiento activo que pide la independencia para formar su propio Estado, que es apoyado por Emiratos.

De hecho, en enero del año pasado la ciudad costera fue escenario de enfrentamientos entre los separatistas del sur del Yemen y las fuerzas gubernamentales respaldadas por Riad.

El Yemen es escenario de una guerra desde finales de 2014, cuando los rebeldes hutíes tomaron Saná y provincias del norte y el oeste del país, y expulsaron al Gobierno de la capital.

El presidente Hadi, reconocido internacionalmente como el gobernante legítimo, se exilió entonces en Arabia Saudí, que acusa a Irán de respaldar a los rebeldes hutíes.

El conflicto se recrudeció en marzo de 2015 con la intervención de una coalición de países árabes suníes encabezados por Arabia Saudí y apoyados por Estados Unidos.

Además, el sur es objeto de constantes incidentes por la actividad de movimientos separatistas y del grupo terrorista Al Qaeda que tiene en el Yemen una gran base de operaciones.

Publicidad

Publicidad