Dubái Internacionales - 

Matan a guardaespaldas real en “disputa”

Un importante guardaespaldas del rey Salman de Arabia Saudí murió baleado en lo que las autoridades describieron como una disputa personal, según dijo el domingo la televisión estatal, sin dar muchos detalles sobre un incidente que conmocionó a la nación petrolera.

En medios sociales aparecieron comentarios en homenaje al mayor general Abdulaziz al-Fagham, en muchos casos con imágenes del guardaespaldas trabajando. En una aparecía inclinado, al parecer para ayudar a atar los zapatos del rey Salman, de 83 años.

En otras fotografías se veía a Al-Fagham de fondo en actos con el rey Salman y con su predecesor, el fallecido rey Abdulá.

Los detalles sobre el suceso seguían siendo vagos. Mientras las autoridades expresaban sus condolencias, la versión oficial de la muerte llegó en un único tuit de la televisión estatal saudí.

“El mayor general Abdulaziz al-Fagham, guardaespaldas del Custodio de las Dos Mezquitas Sagradas, murió baleado tras una disputa personal en Jiddah”, indicó el tuit.

La televisora estatal no dio más detalles. Horas más tarde, la estatal Agencia Saudí de Prensa dijo que Al-Fagham había muerto por disparos de un amigo, que también hirió con disparos a otro ciudadano saudí y un trabajador filipino. Cuando las fuerzas de seguridad acudieron a la vivienda se produjo un tiroteo, en el que el agresor murió y cinco miembros de las fuerzas de seguridad resultaron heridos, según la agencia.

El diario Okaz, que no dio detalles sobre lo sucedido, describió a Al-Fagham como “guardián de reyes” en un titular.

Las autoridades en el reino no respondieron en un primer momento a peticiones de comentarios de The Associated Press.

Los delitos con armas son raros en Arabia Saudí, donde la estricta ley islámica suele implicar la ejecución de los condenados por homicidio o narcotráfico. En 2017 se reportaron 419 homicidios, según la Oficina de Naciones Unidas sobre Drogas y Delincuencia. Arabia Saudí tiene unos 30 millones de personas.