Perú Internacionales -  7 de diciembre 2019 - 15:42hs

Justicia de Perú prohíbe salir del país a ex número dos de Vizcarra por caso Odebrecht

La justicia peruana ordenó el viernes impedir la salida del país por 18 meses al ex primer ministro César Villanueva por presunto tráfico de influencias en una investigación sobre el escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

"Juez Hugo Núñez Julca dicta impedimento de salida del país para expremier César Villanueva y empresario José Santisteban, por el plazo de 18 meses en proceso por tráfico de influencias", señaló el Poder Judicial a través de su cuenta en Twitter.

Además, informó que Villanueva y el empresario "deberán pagar una caución de 100.000 soles (unos 29.600 dólares) para ambos imputados".

El expresidente del Consejo de Ministros fue detenido el 23 de noviembre en un operativo policial a solicitud de la Fiscalía Suprema Especializada en delitos de Corrupción de Funcionarios y se ordenó una detención preliminar por siete días.

La fiscalía sostiene que Villanueva, quien fue durante un año el segundo hombre del gobierno del presidente Martín Vizcarra, gestionó reuniones clandestinas con dos fiscales relacionados con las investigaciones que lo comprometen en el caso Odebrecht.

 Embed      

También en ese operativo fueron detenidos el empresario José María Santisteban y tres fiscales, estos últimos acusados por el mismo delito de tráfico de influencias que Villanueva.

Villanueva, que se encuentra internado en una clínica debido a una dolencia, también afronta un pedido de prisión preventiva por 18 meses solicitada por el fiscal anticorrupción Germán Juárez por el escándalo Odebrecht.

La audiencia de prisión preventiva contra el ex primer ministro y exlegislador del moderado partido Alianza Para el Progreso (centroderecha) fue reprogramada para el martes 10 de diciembre.

Villanueva, de 73 años, resultó implicado en el escándalo Odebrecht luego que dos exjefes de Odebrecht declararan en agosto pasado a fiscales peruanos en Sao Paulo que le hicieron pagos ilegales por 60.000 dólares mientras era gobernador de una región amazónica en 2009.

Los pagos eran dádivas para que la brasileña fuese favorecida en la construcción de una carretera mientras Villanueva era gobernador de la región San Martín, según esos testimonios.

El político, que ha negado siempre haber recibido pagos ilícitos de Odebrecht, fue un rostro de la lucha anticorrupción mientras era primer ministro de Vizcarra, entre marzo de 2018 y marzo de 2019.

A inicios de 2018, Villanueva saltó al primer plano como uno de los promotores de un segundo intento de destitución contra el entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski por sus vínculos con Odebrecht.

En esta nota: