Procurador Ecuatoriano estima 50 mdd en coimas de Odebrecht

AP

La constructora brasileña Odebrecht ha admitido que entregó unos 50 millones de dólares en coimas a funcionarios del gobierno del expresidente Rafael Correa, dijo el miércoles el procurador general, Iñigo Salvador.

En declaraciones a la red de televisión Ecuavisa, señaló que “tenemos una cifra aproximada, admitida por la compañía Odebrecht, de lo que representa coimas. Ellos sostienen que eso asciende alrededor de 50 millones de dólares, creemos que podría ser más”.

Publicidad

Aclaró que tal monto es tan sólo una parte del daño causado, porque aparte hay posibles sobreprecios, incumplimientos contractuales y el daño moral causado al país.

La empresa brasileña ha construido al menos 15 de las más grandes obras estatales ejecutadas en los últimos años, principalmente durante el gobierno de Correa (2007-2017), entre ellas, centrales hidroeléctricas, carreteras, ductos nacionales para combustible y proyectos de riego.

Publicidad

El nuevo director regional de Odebrecht, Mauricio Cruz Lopes, de visita en esta capital como parte de los esfuerzos por reinstalar las reuniones con representantes de Ecuador, ha dicho que este país le adeuda 103 millones de dólares, con los cuales busca pagar a 80 empresas ecuatorianas proveedoras y contratistas.

Ante ello, Salvador destacó que Odebrecht tiene que cumplir sus obligaciones con los proveedores ecuatorianos “trayendo fondos propios”.

“Es absurdo pensar que la única garantía que tiene el Estado ecuatoriano en este momento, para de alguna manera resarcirse de los daños sufridos a manos de la empresa Odebrecht por sus actos de corrupción... tengan que ser utilizados para que Odebrecht pueda cumplir sus obligaciones con sus proveedores”, expresó.

En diciembre de 2016 Odebrecht reconoció haber entregado unos 33,5 millones de dólares en sobornos a autoridades ecuatorianas a cambio de la obtención de grandes contratos estatales.

Odebrecht reconoció ante el Departamento del Tesoro estadounidense que entregó sobornos por unos 800 millones de dólares en diversos países de Latinoamérica a cambio de la concesión de grandes obras de infraestructura.

Publicidad

Publicidad