El opositor José Daniel Ferrer

EFE

La Fiscalía de Cuba pide para el opositor José Daniel Ferrer, preso desde hace más de tres meses, una pena de nueve años de prisión por un supuesto delito de lesiones a otro ciudadano, informó la esposa del disidente, Nelva Ortega.

En un video publicado en la plataforma YouTube por la organización opositora Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) que lidera Ferrer, Ortega reveló que esta semana visitó a su marido en la cárcel de Aguadores, en la provincia oriental de Santiago de Cuba, donde éste le mostró el documento de la Fiscalía

Publicidad

En el escrito legal "además de una versión distorsionada y falsa de los hechos, la fiscalía está pidiendo una sanción (...) de privación de libertad de nueve años", explicó la mujer.

Para los otros tres miembros de Unpacu que fueron detenidos a la vez que Ferrer, la Fiscalía pide siete años de cárcel en el caso de Roilán Zárraga y Fernando González, y ocho para José Pupo Chaveco, siempre según Ortega.

Publicidad

EFE intentó sin éxito comunicarse telefónicamente con Ortega y con miembros de la Unpacu para ratificar estos datos.

La esposa del opositor dijo que de momento las autoridades no les han indicado si hay fecha para el juicio, y que Ferrer les pidió "no contratar a ningún abogado" porque no confía en su independencia del gobernante Partido Comunista.

"Como familia seguimos y seguiremos exigiendo su libertad, pues es inocente", insiste en la grabación Nelva Ortega, quien aseguró que encontró a su esposo "más delgado" porque se niega a ingerir la comida que le sirven en prisión por su "mal estado" y "pésima calidad".

También afirmó que Ferrer sigue en una celda de castigo, como ya denunció la Unpacu días atrás, y que la visita familiar con tres de los hijos menores del disidente, uno de ellos un bebé de siete meses, se produjo en presencia de varios oficiales.

José Daniel Ferrer fue detenido el pasado 1 de octubre junto a otros tres activistas opositores y desde entonces permanece encarcelado por supuestamente haber causado lesiones a un hombre, un cargo que su familia y la Unpacu creen falso.

En este periodo las autoridades judiciales han rechazado dos solicitudes de habeas corpus presentadas por sus familiares.

El disidente, de 49 años, pasó casi ocho años en prisión como parte de los 75 opositores encarcelados en la "Primavera Negra" de 2003, en su caso por ser uno de los promotores del Proyecto Varela, liderado por el fallecido disidente Oswaldo Payá.

Tras su liberación en 2011 con una licencia extrapenal fundó la Unpacu, desde donde ha mantenido el activismo opositor y ha sido arrestado en varias ocasiones.

Las autoridades cubanas sostienen que Ferrer tiene una "larga trayectoria de acciones de provocación contra el orden público y la legalidad" y en los medios estatales de la isla se le ha acusado de actuar a las órdenes de Estados Unidos aunque a la vez el Gobierno niega que su encarcelamiento sea por motivos políticos.

El Gobierno cubano considera a los disidentes "contrarrevolucionarios" y "mercenarios" y no reconoce tener a ningún preso político en sus cárceles.

Publicidad

Publicidad