China

China decidió el lunes prolongar tres días las vacaciones de Año Nuevo para retrasar las masivas afluencias en los transportes y reducir el riesgo de propagación del nuevo coronavirus, que ya ha causado 80 muertos y más de 2.700 contagios en el país. El primer ministro, Li Keqiang, visitó el epicentro de la epidemia.