Perú Internacionales -  19 de marzo 2020 - 17:25hs

Suben a 234 casos de coronavirus en Perú, que extenderá exámenes

Perú elevó el jueves a 234 los casos confirmados del nuevo coronavirus, tres médicos entre ellos, en momentos que el gremio de esos profesionales reclama por la falta de material sanitario para frenar la pandemia en los hospitales.

"Hemos logrado tomar pruebas a 3.841 personas y a la fecha hay 234 infectados", anunció el presidente Martín Vizcarra en una rueda de prensa en Palacio de Gobierno.

"Es un incremento significativo", admitió Vizcvarra aunque luego matizó su comentario indicando que "esa curva de aumento era la esperada".

Siete de los pacientes infectados, se encuentran graves e internados en cuidados intensivos. Uno de ellos, tiene 96 años, según las autoridades.

Vizcarra anunció también que el gobierno comprará más de un millón y medio de pruebas descartables del virus, ante reclamos de la población por demoras en exámenes y para conocer sus resultados.

Hasta ahora las autoridades sanitarias sólo podían unas 3.000 pruebas moleculares diarias, cuyo resultado toma un tiempo y no es inmediato. Las pruebas de descarte rápidas permitirán tener resultados más precisos, según profesionales.

El gremio médico, de su lado, alertó que sus integrantes están expuestos al virus sin contar con material suficiente.

"Hay tres médicos infectados y 30 están aislados bajo sospecha de haber sido contagiados", dijo el decano del Colegio Médico del Perú, Miguel Palacios.

"No hay casi nada de material para poder trabajar, faltan mascarillas, guantes (quirúrgicos), batas", acotó.

El gobierno anunció el miércoles que China enviará médicos y material sanitario, aunque no brindó detalles.

Por otra parte, Vizcarra destacó la importancia del toque de queda nocturno para reforzar el aislamiento social.

En su primer día de vigor -entre 20h00 y 05h00 locales-, la policía detuvo a 462 personas que permenecerán 24 horas detenidas.

Perú puso en marcha el lunes un estado de emergencia por 15 días que incluye el confinamiento obligatorio de los 32 millones de habitantes, bajo control de las fuerzas armadas.

Desde entonces cerró todas sus fronteras, sus aeropuertos y suspendió clases universitarias, escolares, y restringió la movilidad de la población, con lo cual las ciudades lucen semidesiertas y el comercio está paralizado, salvo lo esencial para suministros.

En esta nota: