Irán es el país más afectado de la región

AP

China envió un avión cargado con personal y suministros médicos para ayudar a Pakistán en la lucha contra la propagación del coronavirus en una de las naciones más pobladas del mundo, dijo el sábado el Ministerio de Exteriores paquistaní.

En Oriente Medio, preocupa que los sistemas de salud, mermados por múltiples guerras, crisis de refugiados e inestabilidad económica, puedan hacer frente al creciente número de contagios.

Publicidad

Irán es el país más afectado de la región. La televisora estatal reportó el sábado 139 fallecidos más, elevando el número de víctimas mortales a 2.517 personas, de 35.408 casos confirmados.

China ha tratado de presentarse como líder global en la lucha contra el brote, que comenzó hace unos meses en la provincia de Hubei, en el centro del país. Se espera que el avión con ayuda aterrice en Pakistán más tarde el sábado.

Publicidad

Pakistán es un eslabón clave en la multimillonaria y ambiciosa Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda para unir el centro y el sur de Asia con China. Beijing es también un proveedor militar clave para Islamabad y le suministró misiles con capacidad para armas nucleares.

Pakistán, con una población de 220 millones personas, tiene 1.321 casos confirmados de COVID-19, la enfermedad causada por el virus, y 10 fallecidos. La mayoría de los contagiados eran personas que habían viajado a la vecina Irán.

En la mayoría de los pacientes, el coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos o tres semanas. En algunos casos, sobre todo en mayores y personas con enfermedades previas, puede provocar patologías más graves, como la neumonía, e incluso la muerte.

Pakistán cerró sus fronteras con Irán y Afganistán, pero recibió críticas generalizadas por su débil respuesta inicial a la crisis.

En Irán, las autoridades insisten en que tienen la situación bajo control pese a la preocupación por que los centros médicos puedan colapsar.

La República Islámica fue criticada por no actuar rápido para contener el virus. Solo en los últimos días, las autoridades ordenaron el cierre de los negocios no esenciales y prohibieron viajar entre ciudades, mucho después de que otras naciones de la región decretaron medidas más radicales.

Entre las zonas que más preocupan está la Franja de Gaza, sometida al bloqueo de Israel y Egipto desde que el grupo insurgente Hamas tomó el poder en 2007. Las autoridades allí reportaron nueve casos de coronavirus.

La infraestructura de salud del territorio palestino se ha visto severamente dañada por años de conflicto y aislamiento. Un gran brote en la Franja, que tiene más de dos millones de habitantes, podría ser extremadamente difícil de contener.

Otros focos de preocupación son Yemen, donde se libra una guerra civil desde hace cinco años; y Sudán, donde el Ministerio de Salud confirmó dos casos más para un total de cinco.

Publicidad

Publicidad