Al menos 11 muertos en ataque de EI a una prisión afgana

AP - RAHIM FAIEZ

Un complejo ataque del grupo extremista Estado Islámico contra una prisión en el este de Afganistán continuaba el lunes, según un funcionario local, con al menos 11 muertos.

Otras 42 personas resultaron heridas en el tiroteo iniciado el domingo por la noche, dijo Zahir Adil, vocero del Departamento de Salud de la provincia de Nangarhar. Se esperaba que la cifra de bajas subiera, señaló.

Publicidad

El ataque comenzó con la explosión de un coche bomba a la entrada de la prisión en Jalalabad, la capital provincial. Después, varios agresores abrieron fuego sobre las fuerzas de seguridad afganas. No estaba claro cuántos agresores participaban en el asalto.

Varios presos escaparon durante el ataque, indicó otro funcionario provincial que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a hablar con los medios.

Publicidad

La filial en Afganistán del grupo extremista Estado Islámico, conocida como EI en la provincia de Khorasan, se atribuyó el ataque. El grupo tiene su base en la provincia de Nangarhar.

La prisión retiene a unos 1.500 presos, se cree que cientos de ellos pertenecientes a la filial del grupo EI en Afganistán.

No estaba claro en un primer momento si el ataque pretendía liberar a algún preso en particular.

El ataque se produjo al día siguiente de que la agencia de inteligencia afgana anunciara que las fuerzas especiales habían matado a un comandante del grupo EI cerca de Jalalabad.

El portavoz político talibán Suhail Shaheen dijo a The Associated Press que su grupo no estaba implicado en el ataque.

“Tenemos un cese el fuego y no estamos involucrados en ninguno de estos ataques en ninguna parte del país”, dijo.

El Talibán declaró un cese el fuego de tres días a partir del viernes por el importante feriado musulmán de Eid al-Adha, también conocido como Fiesta del Cordero. El cese el fuego expiró en la medianoche del domingo, aunque en un principio no estaba claro si se ampliaría.

Estados Unidos está presionando para que comiencen las negociaciones afganas, demoradas varias veces desde que Washington firmó un acuerdo de paz con el Talibán en febrero.

Los talibanes también negaron estar implicados en un ataque suicida en la provincia oriental de Logar, que mató el jueves por la noche a al menos nueve personas e hirió a al menos 40, según las autoridades.

Afganistán ha registrado un aumento de la violencia, con una mayoría de ataques reivindicados por la filial local del grupo EI.

Publicidad

Publicidad