AFP

El gobierno boliviano ordenó el lunes a las Fuerzas Armadas y a la Policía resguardar servicios públicos, infraestructura estratégica y convoyes de insumos médicos, tras una semana de cortes de rutas en protesta por la postergación de las elecciones.