Presidente de Turquía reta a EEUU a imponerle sanciones

AP

El presidente Recep Tayyip Erdogan desafió a Estados Unidos a imponerle sanciones económicas a Turquía.

Un día después de insinuar que el presidente francés Emmanuel Macron necesitaba tratamiento para la salud mental por sus posturas acerca del islam y los musulmanes radicales, Erdogan amplió sus ataques en contra de otros críticos extranjeros.

Publicidad

“Cualesquiera que sean sus sanciones, no se tarden”, dijo Erdogan, refiriéndose a las advertencias de Estados Unidos hacia Turquía para que no se involucre directamente en el conflicto de Nagorno Karabaj, en el que Ankara respalda a Azerbaiyán en su disputa contra las fuerzas étnicas armenias.

El líder turco también mencionó la amenaza de Washington de imponer sanciones después de que Turquía realizó pruebas de su sistema de defensas aéreas S-400, de fabricación rusa. Debido a la adquisición, el gobierno turco ya no puede comprar cazas F-35 estadounidenses.

Publicidad

“Nos interesamos en el F-35, y ustedes nos amenazaron”, dijo Erdogan durante un congreso televisado del partido gobernante en la ciudad de Malatya, en el este del país. “Dijeron: ‘Envíen el S-400 de regreso a Rusia’. No somos un Estado tribal. Somos Turquía".

La disputa en torno al sistema S-400, que la OTAN dice es una amenaza a la alianza militar y pone en particular peligro los secretos técnicos de los F-35, es uno de varios desacuerdos recientes entre Turquía y algunos de sus aliados de la OTAN.

Ente las disputas se incluye la exploración de yacimientos de gas en el este del Mediterráneo que ha generado fuertes tensiones con Grecia, así como la postura de Ankara en torno a Siria, en donde ha tenido como blanco a aliados kurdos de Estados Unidos.

Durante meses, Washington le advirtió al gobierno turco que, si activaba el sistema S-400, corría el riesgo de ser sancionado de acuerdo con la Ley para Contrarrestar a los Adversarios de Estados Unidos a Través de Sanciones. Sin embargo, el presidente Donald Trump se ha abstenido de sancionarlo con la esperanza de que Erdogan no prosiga con la activación de misiles.

Erdogan también arremetió contra el legislador crítico del islam Geert Wilders, cuyo tuit en el que llamó “terrorista” a Erdogan fue destacado el domingo por varios altos funcionarios del gobierno turco y del partido gobernante del país.

El presidente dijo que los turcos habían sido convertidos en “blancos para dejar al descubierto el creciente racismo en Europa".

“El fascismo no está en nuestro libro, sino en el suyo. El nazismo ocurrió en sus países", agregó.

Publicidad

Publicidad