RÍO DE JANEIRO Internacionales - 

Camino ilegal amenaza selva amazónica en Brasil

Del lado este del nuevo camino está un área sumamente deforestada donde ahora pasta el mayor rebaño de ganado en Brasil.

Un camino de tierra ilegal que atraviesa áreas protegidas en la Amazonía brasileña está ahora a unos pocos kilómetros de conectar dos de las peores áreas de deforestación en la zona, de acuerdo con imágenes de satélite e información de gente que conoce el área. Si el camino se completa, convertirá una vasta área de selva en una isla, bajo presión por la actividad humana por todos lados.

Los ambientalistas han advertido sobre ese tipo de situación en la selva durante años. Los caminos son significativos porque la mayoría de la deforestación ocurre junto a ellos, donde el acceso es más fácil y la tierra es más valiosa.

Del lado este del nuevo camino está un área sumamente deforestada donde ahora pasta el mayor rebaño de ganado en Brasil, unas 2,4 millones de cabezas. Esa comunidad de Sao Félix do Xingú es el segundo mayor emisor de gases de invernadero en Brasil, debido a la deforestación, de acuerdo con el Observatorio del Clima, una red de grupos ambientales. Tiene una población de 136.000 personas.

Al oeste está un área donde hace tres años granjeros coordinaron la quema de varias secciones de selva virgen en un episodio conocido como el Día del Fuego. Esa municipalidad es el octavo mayor emisor de gases de invernadero en Brasil.

En el medio está la cuenca del Xingú. El río Xingú es uno de los mayores afluentes del Amazonas. Comienza en el bioma de Cerrado, rodeado por decenas de miles de kilómetros cuadrados de áreas protegidas.

El río de Xingú es el hogar de numerosos pueblos indígenas, que ahora se ven presionados por ambos lados por una avalancha de colonos que han construido una gran red de caminos de tierra y pistas de aterrizaje. Los expertos dicen que lo que está en juego es enorme.

Las oportunidades para nueva deforestación en “el centro del corredor de áreas protegidas del Xingú crea el riesgo de una ruptura irreversible de la selva amazónica, dividiéndola en islas de bosques degradados, que no tiene, la fuerza para resistir el cambio climático. Necesitamos proteger y mantener grandes corredores de selva para sostener la resistencia del bioma amenazado”, dijo a The Associated Press, Biviani Rojas, coordinadora de programas del Instituto Socioambiental.

FUENTE: Associated Press