Florida Internacionales - 

Florida: Fiscal suspendido por DeSantis promete apelar

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, suspendió al fiscal el jueves y citó negligencia en el cumplimiento del deber y otras supuestas violaciones.

Un fiscal de Florida prometió el domingo luchar contra la suspensión de su cargo por parte del gobernador Ron DeSantis por no aplicar la ley estatal que prohíbe el aborto a las 15 semanas y apoyar a los tratamientos de transición de género para menores.

Andrew Warren, un funcionario demócrata elegido dos veces que fue suspendido la semana pasada como fiscal estatal en el condado de Hillsborough, que incluye a Tampa, dijo en un mensaje de video de Facebook y comunicado de prensa el domingo que planea una “defensa enérgica” por parte de su equipo legal, pero no dio detalles específicos.

“No voy a caer sin luchar”, dijo Warren en el video.

https://twitter.com/AndrewWarrenFL/status/1556266631482966016

DeSantis, un republicano que busca la reelección en noviembre y posible candidato presidencial en 2024, suspendió al fiscal el jueves y citó negligencia en el cumplimiento del deber y otras supuestas violaciones. El gobernador sostuvo que Warren firmó declaraciones con docenas de otros fiscales en todo el país prometiendo no iniciar casos penales contra personas que buscan o brindan abortos o tratamientos de transición de género.

Warren sostuvo el domingo que el gobernador buscaba esencialmente anular la voluntad de los votantes en el área de Tampa que lo eligieron en 2016 y 2020.

Según la ley de Florida, el Senado estatal —que ahora controlan los republicanos— tiene autoridad para reincorporar a Warren o confirmar su destitución. Warren también podría llevar su caso a los tribunales.

La oficina del gobernador no comentó al respecto el domingo. Sin embargo, DeSantis dijo el jueves que Warren estaba actuando “por encima de la ley” y “mostrando una falta de competencia para poder realizar” los deberes de su cargo.

La ley de Florida contra el aborto entró en vigencia el 1 de julio y fue impugnada por proveedores del procedimiento y sus aliados. La norma prohíbe interrumpir el embarazo después de las 15 semanas, con excepciones para salvar la vida de la embarazada, prevenir lesiones graves o si el feto tiene una anomalía fatal. No permite exenciones en los casos de violación, incesto o trata de personas.

Los infractores podrían enfrentar hasta cinco años de prisión. Los médicos y otros profesionales de la salud podrían perder sus licencias y enfrentar multas administrativas de 10.000 dólares por cada infracción.

Florida no ha promulgado leyes que penalicen los tratamientos de transición de género para menores.

DeSantis nombró a la jueza del condado Hillsborough, Susan Lopez, para ocupar el lugar de Warren durante su suspensión.

FUENTE: Associated Press

En esta nota: