Bangkok Internacionales - 

Grupo tailandés trata de ayudar a una tigresa de 3 patas

Guardias forestales detuvieron a principios de enero a cinco hombres en el bosque que tenían dos cadáveres de tigre.

Guardias forestales en el oeste de Tailandia buscaban en una remota jungla en la frontera con Myanmar con la esperanza de rescatar a una tigresa salvaje a la que le falta una pata, en una zona donde han operado cazadores furtivos recientemente.

El personal de la organización de protección de naturaleza Freeland localizaron al felino esta semana en un video grabado por una cámara automática en el Parque Nacional de Khao Laem, en la provincia de Kanchanaburi, cuando se estaba alimentando del cadáver de un búfalo de agua.

A la tigresa le falta una pata trasera, una lesión claramente visible mientras se movía el domingo en torno a los restos del búfalo. Los expertos de Freeland temen que la tigresa, apodada “I-Douan”, que significa “la amputada”, esté en peligro por cazadores o hambre porque probablemente lleva mucho tiempo sin poder cazar.

Freeland, que trabaja con personal del Departamento tailandés de Conservación de Fauna, Flora y Parques Nacionales, espera anestesiar a la tigresa con un dardo tranquilizante y llevarla a una instalación del gobierno donde se le pueda proporcionar comida y seguridad adecuada.

“Podemos encontrarla, no es difícil encontrarla”, dijo el miércoles a The Associated Press el directivo de Freeland-Tailandia Petcharat Sangchai. “Utilizamos el cuerpo de un búfalo muerto o una vaca y nos sentamos a esperar que se coma los restos, y utilizamos el arma de dardos para dispararle”.

No estaba claro cómo había perdido la pata el animal. Freeland sospecha que fue víctima de cazadores furtivos. El empleo de cepos es habitual en las selvas del sureste asiático.

Guardias forestales detuvieron a principios de enero a cinco hombres en el bosque que tenían dos cadáveres de tigre. Tres semanas más tarde un hombre dijo haber sido atacado por tres tigres que mataron a sus dos perros. Escapó trepando a un tronco de bambú.

Se instalaron cámaras de video en la zona tras reportes de actividad de tigres, en una zona donde antes no se los había avistado.

El tigre de Indochina está en peligro en todo su hábitat, aunque Tailandia acoge la población más grande. Las autoridades tailandesas estimaron en 2021 que había 177 ejemplares en el país.

FUENTE: Associated Press

En esta nota: