Alemania Internacionales -  26 de septiembre 2021 - 08:10hs

Las disputadas elecciones alemanas inician la era sin Merkel

Unos 60,4 millones de personas en Alemania de 83 millones de habitantes elegirán la cámara baja del parlamento, que a su vez escogerá al nuevo jefe de gobierno.

Los votantes de Alemaniaescogerán este domingo un nuevo parlamento, en unas elecciones que determinarán quién sucede a la canciller Angela Merkel tras sus 16 años al timón de la economía más grande de Europa.

Los sondeos apuntaban a una pelea muy disputada entre el bloque de centroderecha de Merkel, con el gobernador estatal Armin Laschet como candidato a canciller, y los socialdemócratas de centro, que presentan al ministro de Finanzas y vicecanciller saliente, Olaf Scholz.

Encuestas recientes situaban a los socialdemócratas en cabeza por un estrecho margen. Los Verdes, una formación ecologista, se presentaban por primera vez a la cancillería. Los sondeos situaban a su candidata, Annalena Baerbock, en tercer lugar por varios puntos de diferencia.

Los socialdemócratas se han beneficiado de la relativa popularidad de Scholz tras una larga temporada de encuestas poco favorables. Baerbock cometió algunos errores al inicio de la campaña, mientras que Laschet, gobernador del estado de Renania del Norte-Westfalia, ha tenido problemas para motivar a la base tradicional de su partido.

Unos 60,4 millones de personas en el país de 83 millones de habitantes podían votar al nuevo Bundestag, o cámara baja del parlamento, que a su vez elegirá al próximo jefe de gobierno.

No se esperaba que ningún partido obtuviera una mayoría amplia. Los sondeos mostraban un apoyo a todos ellos por debajo del 30%.

Un resultado en esas líneas podría plantear muchas coaliciones de gobierno posibles, y desencadenar meses de regateos para formar un nuevo gobierno. Hasta que se consolide, Merkel seguirá en el puesto como canciller en funciones.

La mandataria ha sido elogiada por dirigir a Alemania durante sucesivas crisis importantes. Su sucesor tendrá que atender la recuperación del coronavirus, algo que Alemania ha sobrellevado relativamente bien gracias a amplios programas de rescate que han supuesto nuevas deudas.

Laschet insiste en que no deben subirse los impuestos mientras Alemania sale de la pandemia. Scholz y Berbock están a favor de subir los impuestos a los alemanes más ricos y aumentar el salario mínimo.

Los principales partidos alemanes tienen diferencias considerables en sus propuestas para abordar el cambio climático. La CDU de Laschet apuesta por soluciones tecnológicas y una estrategia liderada por el mercado, mientras que los Verdes quieren subir los costes de emitir dióxido de carbono y poner fin al uso de carbón antes de lo previsto. Scholz ha hecho hincapié en la necesidad de proteger los empleos durante la transición a fuentes de energía más limpias.

La política exterior no ha tenido mucho peso en la campaña, aunque los Verdes defienden una postura más firme ante China y Rusia.

El Bundestag tiene al menos 598 escaños, pero el complejo sistema de voto alemán implica que puede ser significativamente mayor. El parlamento saliente tenía un récord de 709 legisladores, y se espera que el próximo sea aún más numeroso.

En cuanto al formato de los comicios, se esperaba que el número de personas que votaban por correo fuera mayor que el 28,6% que lo hizo hace cuatro años. También el domingo, los votantes en Berlín y Mecklemburgo-Pomerania Occidental, en el nordeste de Alemania -dos estados que ahora gobiernan los socialdemócratas- elegían nuevas legislaturas estatales.

FUENTE: Associated Press