Líbano Internacionales -  31 de mayo 2021 - 06:21hs

Magistrados franceses interrogan a exdirectivo prófugo Carlos Ghosn

Carlos Ghosn fue detenido en Japón en noviembre de 2018 por acusaciones de delitos financieros y huyó a Líbano poco más de un año más tarde.

Un equipo de investigadores franceses empezó a tomar declaración el lunes al exdirectivo autmotriz Carlos Ghosn en Beirut en un caso de posibles infracciones financieras, según dijeron funcionarios judiciales libaneses.

Al interrogatorio en el Palacio de Justicia de Beirut asistieron miembros de la justicia libanesa, según los funcionarios. Siete jueves franceses, la mayoría magistrados instructores y un fiscal, participaban en la toma de declaración, a la que asistió el fiscal libanés Imad Qabalan.

Los funcionarios hablaron con The Associated Press bajo condición de anonimato, en línea con regulaciones internas.

Los abogados libaneses y franceses de Carlos Ghosn indicaron antes en un comunicado el lunes que su cliente sería interrogado por “jueces instructores franceses, en el contexto de procedimientos legales organizados por las autoridades judiciales libanesas”. El comunicado añadió que la “vista es un acto voluntario” por parte de Carlos Ghosn.

Se esperaba que la declaración, en la que el exdirectivo tendría asistencia de un abogado libanés y dos franceses, durase varios días.

Por ahora, Carlos Ghosn no está acusado de nada en Francia, pero podría serlo, dados los cargos preliminares de fraude, corrupción, lavado de dinero, malversación de activos de la empresa y administración desleal agravada.

Hay varias investigaciones en Francia sobre la labor de Carlos Ghosn como jefe de la alianza de automotrices Renault-Nissan-Mitsubishi, que abarcan lujosas fiestas en Versalles, pagos cuestionables a un comercial de autos de Omán y supuesta evasión fiscal. Los procesos se abrieron dentro de nuevos cuestionamientos en torno a Ghosn tras su impactante detención en Japón en 2018.

En una entrevista la semana pasada, Carlos Ghosn dijo a AP que trata de limpiar su nombre y que esperaba que la visita de investigadores franceses a Líbano fuera su primera oportunidad real de defenderse, desde el inesperado arresto que le hizo pasar de ejecutivo visionario a preso de un día para otro.

Carlos Ghosn fue detenido en Japón en noviembre de 2018 por acusaciones de delitos financieros y huyó a Líbano poco más de un año más tarde. Ahora afronta varios procesos legales en Francia, después de que las acusaciones en Japón desencadenaran investigaciones sobre su actividad allí. Entre tanto, varios de sus colaboradores están en prisión o en juicio en Japón y Turquía en casos asociados a sus actividades financieras o a su fuga.

Carlos Ghoson, que huyó de Japón a Líbano a principios de 2020, dijo a AP que no ha hecho nada malo y que espera que los cargos en su contra terminen desestimándose.

Es inusual que la justicia francesa interrogue a un sospechoso en el extranjero. Ghosn, que recibió santuario de las autoridades libanesas, creció en Líbano y tiene ciudadanía libanesa. Líbano no le extraditará.

FUENTE: Associated Press

En esta nota: