Honduras Internacionales -  21 de abril 2021 - 16:26hs

Presidente de Honduras rechaza señalamientos de narcotráfico en Cumbre Iberoamericana

Juan Orlando Hernández, gobernante de Honduras, afirma que su hermano fue sentenciado por narcotráfico con base en testimonios falsos.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, aprovechó el miércoles el foro semivirtual de la Cumbre Iberoamericana para defenderse de los señalamientos de narcotráfico en un tribunal de Nueva York.

"Últimamente se han visto situaciones perversas en las cuales los criminales confesos son presentados en tribunales de un país socio [Estados Unidos], con testimonios obviamente falsos", dijo Hernández, durante su participación por teleconferencia en la cumbre que se celebra en Andorra.

El gobernante ha sido señalado recientemente en una corte de Manhattan de conspirar para llevar cocaína hacia Estados Unidos junto a su hermano menor, Juan Antonio "Tony" Hernández. Aunque todavía no se ha iniciado un proceso en su contra.

El hermano del mandatario, de 42 años, fue capturado en noviembre de 2018 en Miami y sentenciado por narcotráfico el 30 de marzo pasado a cadena perpetua, tras ser hallado culpable de introducir 185,000 kilos de cocaína a Estados Unidos entre 2004 y 2016.

Durante el juicio emprendido por la fiscalía con testimonios de excapos de la droga, el fiscal Jacob Gutwillig dijo al jurado que el presidente hondureño y uno de los narcotraficantes presentados en la corte, Geovanny Fuentes, "planificaron enviar tanta cocaína a Estados Unidos como pudieran", con ayuda de instituciones del Estado.

Según dijo el presidente Juan Orlando Hernández este miércoles, "si los narcotraficantes, en lugar de sufrir penas adicionales por mentir en los procesos judiciales, reciben beneficios de condenas reducidas y otros privilegios en ese sistema, se podría inducir a un colapso silencioso en la forma de cooperación en la lucha contra el crimen organizado".

El gobernante ha dicho en anteriores ocasiones que su hermano fue sentenciado por narcotráfico en base a testimonios falsos de capos que actúan en venganza al ser extraditados.

El mandatario asegura tener en su poder grabaciones de la Administración de Control de Drogas (DEA) del 2013, en las que los narcotraficantes que hoy lo acusan aseguran que no conseguían negociar con él.

"Su perjurio queda expuesto y refutado por grabaciones secretas de las autoridades del mismo país", señaló Juan Orlando Hernández ante mandatarios iberoamericanos.

FUENTE: AFP