Rusia Internacionales -  12 de noviembre 2021 - 13:50hs

Rusia implementará restricciones por el COVID el próximo año

El descuido en las medidas de precaución de la población y la renuencia del gobierno a endurecer las restricciones ha llevado al aumento de contagios y muertes.

Algunas de las nuevas restricciones por la pandemia preparadas por las autoridades rusas entrarán en vigor el próximo año, informó el viernes un alto funcionario, lo que reitera la necesidad de que los rusos renuentes a la vacuna se inoculen contra el coronavirus.

Dos iniciativas de ley que subrayan las medidas fueron presentadas ante el parlamento el viernes. En ellas se limitaría el acceso a muchos lugares públicos, así como a trenes y vuelos nacionales e internacionales, a quienes están totalmente vacunados, se han recuperado del COVID-19 o están médicamente exentos de vacunarse.

La viceprimera ministra Tatyana Golikova, quien dirige la fuerza operativa para el coronavirus en Rusia, dijo que las restricciones en los lugares públicos entrarán en vigor el 1 de febrero de 2022. Los rusos necesitarán presentar códigos QR de un sitio web oficial para demostrar su estatus.

“Las personas necesitan tiempo para vacunarse y completar la documentación necesaria”, dijo Golikova. “Todos nuestros ciudadanos tienen una… oportunidad de vacunarse en este tiempo”.

Hasta entonces, las personas que presenten una prueba negativa del coronavirus tomada en las 72 horas previas todavía podrán ingresar a todos los lugares públicos. Dependerá del gobierno regional decidir qué lugares públicos incluir en el sistema de código QR. El gobierno anunciará otra fecha para cuando entren en vigor las restricciones para trenes y vuelos.

Los contagios y fallecimientos por COVID-19 en Rusia se mantienen en máximos históricos. La fuerza operativa reportó el jueves 40.123 nuevos casos confirmados y 1.235 muertes, ambas cifras ligeramente menores que los conteos récord diarios de 41.335 contagios y 1.239 muertes registrados a inicios de este mes.

El aumento de contagios y muertes sucede en medio de un índice bajo de vacunación, descuido en las medidas de precaución de parte de la población y la renuencia del gobierno a endurecer las restricciones.

Menos de 40% de los cerca de 146 millones de habitantes de Rusia se ha vacunado por completo, pese a que una vacuna contra el COVID-19 desarrollada en el país fue aprobada por las autoridades sanitarias rusas meses antes que en el resto del mundo.

En total, la unidad nacional de lucha contra la pandemia ha reportado más de 8,9 millones de contagios confirmados y más de 251.000 muertes: por mucho las cantidades más altas en Europa. Sin embargo, algunos expertos creen que las cifras reales son incluso más altas.

FUENTE: Associated Press