Foto: @telemetro

Raquel Bellini

De los candidatos de los partidos tradicionales, la imagen de Genaro López, en términos de apariencia, no fue apropiada para un evento que exige tanta seriedad. Al utilizar una camisa roja, con los botones abiertos y complementar con una pluma en el bolsillo, el candidato daba la idea de que no es un hombre que le guste la formalidad. Algo preocupante.

El candidato que mejor vistió para el debate, fue Juan Carlos Navarro, representante del Partido Revolucionario Democrático (PRD). ¡Lució impecable! También no puedo dejar de destacar el outfit de José Domingo Arias, del Partido Cambio Democrático. Los dos aspirantes a presidentes optaron por una imagen clásica: traje oscuro, corbata roja y camisa blanca. Tal vez por eso, lograron posicionar las propuestas con energía, buena dicción y claridad.

Publicidad

Juan Carlos Varela, el candidato del Partido Panameñista, tenía todo para acertar en el outfit. El saco negro combinado con la camisa blanca y la corbata roja genera una imagen seria, conservadora y sobria. El problema fue su peinado, muy bien peinado, exageradamente bien peinado. Se veía demasiado maquillado, algo que podría traducirse como una imagen forzada.

Juan Jované mantuvo su imagen clásica, pero con un diferencial: eligió una corbata ajedrez de color dorado, con variación en la intensidad de los colores. En comparación con el resto de los candidatos se ve más moderno, pero con la misma seriedad.

Publicidad