El incremento de los homicidios en el distrito de Arraiján ha llevado a la Policía Nacional a analizar otra estrategia para poder combatir el crimen. En el mes de julio se registraron unos 12 asesinatos, es considerado uno de los sectores más violentos del país.