Panamá prohíbe uso y comercialización de cigarrillos electrónicos. Foto/Dreamstime

RI

Mediante Decreto Ejecutivo N° 1838 de 5 de diciembre de 2014, se prohíbe en Panamá el uso en áreas comunes y la comercialización de sistemas electrónicos de administración de nicotina, cigarrillos electrónicos, vaporizadores u otros dispositivos similares.

La prohibición de uso abarca oficinas públicas y privadas, medios de transporte, ambientes públicos y privados destinados a actividades deportivas, áreas comunes de edificios, cines, casinos, hoteles, sitios de ocasión, discotecas, jardines, campos de golf, entre otros ambientes con circulación de personas.

Publicidad

El uso y comercialización de este tipo de dispositivos será considerada una infracción, y será el Ministerio de Salud la entidad encargada de aplicar las sanciones, conforme a lo dispuesto en el Código Sanitario.

Panamá ratificó el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el control del tabaco en julio de 2004, como parte de los esfuerzos para reducir el consumo de estos productos y los efectos nocivos de los compuestos tóxicos de los cigarrillos.

Además de ser adictiva, la nicotina está vinculada al desarrollo de cáncer de pulmón. Estudios de entidades internacionales han demostrado que dispositivos como los cigarrillos electrónicos contienen ingredientes tóxicos para los seres humanos, como nitrosamina y químicos como el dietilenglicol.

Publicidad