Panamá Nacionales -  7 de junio 2016 - 13:48hs

Iglesia Católica de Panamá presenta lineamientos para abordar casos de abuso sexual

 Embed      
Conferencia de prensa sobre presentación de líneas guía para casos de abuso sexual

La Conferencia Episcopal Panameña presentó este martes un documento que establece líneas guía para el trato de abuso sexual contra menores de edad a lo interno de la Iglesia Católica, denominado “Protegiendo nuestros tesoros”.

Esta guía define el procedimiento que se debe seguir una vez se conoce una denuncia, sin que ello obstaculice la investigación judicial, y de comprobarse la culpabilidad la Iglesia adoptará sanciones propias, la más fuerte consiste en “la pérdida del estado predical”.

Monseñor José Domingo Ulloa, Arzobispo Metropolitano, detalló el total de casos recibidos desde el año 2001 a la fecha, tomando como base que ésto hace referencia a cualquier tipo de conducta sexual entre un mayor de edad y un menor de 18 años. "En todos estos períodos hemos tenido ocho casos y la sanción ha sido la suspensión del ministerio sacerdotal".

Corresponde ver el caso inicialmente al Obispo de una Diócesis, quien puede designar delegados para entrevistar a víctima y acusado, hace una síntesis y presenta su opinión a sacerdotes consejeros. El expediente puede regresar al Obispo y ante esto se debe establecer un Tribunal conformado por un juez instructor, notario y un abogado defensor para el acusado. Todos deben ser sacerdotes.

Durante la investigación, la Iglesia también adoptará medidas preventivas. “ Cuando se recibe una acusación, el Obispo toma medidas cautelares para prevenir la comisión de delitos, para proteger al menor, mientras se realizan las investigaciones el sacerdote es trasladado o se le separa del cargo que tiene ”, explicó el padre Juan Solís, quien reiteró que continuarán colaborando con las autoridades civiles. “Este, como todo delito, debe ser perseguido, la Iglesia no se va a oponer de ninguna manera de que, si un sacerdote cometió un delito, las autoridades realicen su trabajo investigativo y se le sancione”.

El documento será distribuido entre la comunidad eclesial.

Por su parte, Monseñor José Luis Lacunza dijo que “este es un tema que la Iglesia se lo toma muy en serio, y no es de ahora. Este documento nos ha llevado una parte de años trabajarlo en la Conferencia Episcopal Panameña, después de recibida la aprobación de la Santa Sede es presentada a la comunidad”.

El Azobispo Ulloa destacó que este documento busca proteger, además de niños y menores, a la población vulnerable como adultos mayores o personas con discapacidad.

Este fin de semana, el papa Francisco aprobó un nuevo proceso legal para la separación de obispos que incurran en omisión ante casos de abuso sexual.

FUENTE: RI