Ariel Ríos

Delincuentes motorizados vuelven a atacar. Esta vez, la víctima fue el abogado José Almengor cuando salía de un restaurante ubicado en el área de San Franciso.