Linda Batista

Una persona fue detenida por la cacería de un jaguar en la provincia de Darién. El implicado se acercó voluntariamente a la fiscalía, luego que el Ministerio de Ambiente y el Ministerio Público abrieran una investigación a tres sujetos por la cacería de este ejemplar.

De acuerdo con el ministro de Ambiente, Emilio Sempris, las autoridades están tras la pista de otros dos sospechosos de la cacería del felino, que fue registrado a través de un vídeo.

Publicidad

Durante la rendición de cuentas de su gestión, Sempris explicó que aparentemente el jaguar recibió un disparo, posteriormente se refugió en la cima de un árbol cuando recibió otro impacto de bala y cayó al suelo, donde los perros de caza le atacaron.

Se conoció también, que hay un cuarto implicado que pagó B/.300.00 por la muerte del animal, debido a ataques a su ganado.

El ministro enfatizó que para esto existe el seguro agropecuario que funciona a nivel nacional. “Si un ternero muere en las garras de un jaguar, el propietario se acerca al ISA y recibe el seguro”, puntualizó.

La pena por la cacería de estos animales va de dos a cuatro años de prisión.

La declinación de la población del jaguar se debe a acciones del ser humano como lo son la cacería, comercio y tráfico de sus pieles, así como la destrucción y modificación de sus hábitats naturales. En Panamá se le considera una especie en peligro de extinción.

Publicidad