TI considera que el contenido de las reformas aprobado por la Asamblea es inviable para la democracia

Nimay González

La Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana, capítulo panameño de Transparencia Internacional (TI) se pronunció este viernes sobre las diversas situaciones que se están viviendo en el país en torno a las reformas constitucionales y la filtración de los VarelaLeaks.

Con relación a las reformas a la Constitución Política de la República de Panamá, indica que el proyecto presentó por el Ejecutivo no resuelve la crisis institucional de los poderes del Estado, al tiempo que cuestiona “los súper poderes”, aprobados por la Asamblea Nacional durante la primera legislatura, lo cual considera no es viable.

Publicidad

“El contenido de las reformas en este momento, antes del inicio de los debates de la segunda legislatura en enero, es inviable para la democracia a las que aspiramos”, indica TI en un comunicado… sin duda, las actuaciones de la Asamblea Nacional actual indican que ella carece de confianza para adelantar cualquier reforma de las que requiere nuestro orden constitucional”, indica TI en un comunicado.

Asimismo cuestiona “la sistemática represión policial llevada a cabo por la Policía Nacional contra los manifestantes en los alrededores de la Asamblea Nacional”, ante señala se requiere una investigación y sanción a los oficiales y autoridades involucradas.

En cuanto a las conversaciones extraídas supuestamente de un celular extraviado del expresidente Juan Carlos Varela y publicadas la página web anónima varelaleaks.com, TI indica que aparte del origen fraudulento de las filtraciones, el contenido de las mismas ha creado un antes y un después en la conciencia nacional, al poner al descubierto el alcance de la crisis gubernamental.

“Queda claro que el problema de la gobernabilidad afecta los cimientos de nuestra sociedad, lo que se agrava por el comportamiento de los tres poderes del Estado, y que cualquier reforma constitucional que no se atreva a redefinir las fronteras entre los poderes, nos deja en peores términos de impunidad, tráfico de influencia, conflicto de intereses y oportunidades para la corrupción, tanto pública como privada. Servirse de las funciones públicas para favorecer intereses privados o personales es corrupción por definición y práctica”, enfatiza TI.

Entre la información publicada aparecen supuestas conversaciones vía Whatsapp entre los años 2017 - 2018 que el expresidente Varela sostuvo con la procuradora general de la Nación, Kenia Porcell, el contralor de la República, Federico Humbert, su hermano el exdiputado José Luis Varela, Jaime Laso ligado al caso Odebrecht, empresarios, directores de medios y asesores.

TI indica que esta violación a la privacidad ha revivido lo sucedido durante la administración del expresidente Ricardo Martinelli y genera la interrogantes sobre ¿si el sistema sigue operando todos los panameños somos vulnerables?, y agrega que la renuncia de la Procuradora General de la Nación a causa de estas filtraciones confirma el grave deterioro de la institucionalidad y genera dudas de como quedan los acuerdos alcanzados con empresas como Odebrecht, Meco y otras.

Publicidad