El Minsa tiene la autoridad para sancionar a quienes violen las medidas sanitarias o propaguen enfermedades peligrosas

Teiga Castrellón

El Ministerio de Salud (Minsa) advierte a la ciudadanía que quienes infrinjan las medidas sanitarias que se han tomado en estos momentos tras la aparición del coronavirus o quienes propaguen una enfermedad peligrosa, podrían ir a la cárcel por su falta.

Y es que el Decreto Ejecutivo # 64 de 28 de enero de 2020, que adiciona medidas al Código Sanitario, indica que: "quien propague una enfermedad peligrosa o contagiosa para las personas o infrinja las medidas sanitarias adoptadas por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una enfermedad, será sancionado con prisión de cuatro a seis años y si se trata de una enfermedad contagiosa, de diez a quince años de prisión". 

Publicidad

El artículo 3 del citado Decreto Ejecutivo, capacita al Minsa para adoptar las medidas para vigilar y monitorear los controles específicos de los viajeros procedentes de países afectados o en riesgo. 

"La norma señala que todas las personas, naturales o jurídicas, públicas o privadas, tienen la obligación de notificar oportunamente al Departamento de epidemiología del Ministerio de Salud a nivel nacional, sobre los viajeros procedentes de países afectados o de riesgo", destaca en un comunicado el Minsa.

También agrega que existe el artículo 137 del Código Sanitario que indica que los enfermos, portadores y contactos de enfermedades transmisibles, podrán ser sometidos a aislamiento, cuarentena, observación o vigilancia, por el tiempo y en la forma que la autoridad sanitaria determine, tal como sucedió con los jóvenes que arribaron al país procedentes de China, país donde el coronavirus se adjudica más de 500 muertes.

Por último, al Minsa, a través del artículo 9 del Decreto Ejecutivo, se le consigna como el ente oficial y autorizado para la divulgación de información a todo lo concerniente con el brote del nuevo coronavirus (2019-nCoV) en el país y en esta misma línea la entidad insta a los medios de comunicación de abstenerse de difundir información de fuentes no autorizadas o de redes sociales que puedan generar alarmas injustificadas entre la población.

Publicidad