Para este 2020 se espera una expansión de entre 3,8 % y 4 % del PIB

EFE

La economía de Panamá creció un 3 % durante 2019 gracias al impulso del sector minero, unas cifras que evidencian el ciclo de ralentización que comenzó hace un lustro, según datos difundidos este lunes por la Contraloría General de la República.

Publicidad

De acuerdo con las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec), perteneciente a la Contraloría de la Nación, el producto interior bruto (PIB) se situó el año pasado en "un monto de 43,061.1 millones de dólares, que corresponde a un incremento de 1,256.8 millones" respecto a 2018.

Las previsiones más optimistas indicaban que el PIB crecería un 3,5 % en 2019, menor al 3,7 % del 2018 -en su momento la tasa más baja en una década-, con un déficit fiscal del 3,5 % y una inflación negativa, que de este 2019 aún no hay datos, según números del Gobierno de Laurentino Cortizo, que asumió el poder el pasado 1 de julio.

El sector minero, principal responsable del crecimiento del PIB panameño, creció un 45,4 % ," siendo el más dinámico en proporción a los demás sectores económicos", según refleja el informe.

El aumento de la explotación de minas ya se preveía: desde mitad de año cuando comenzó la exportación de minerales a diferentes países, en concreto el concentrado de cobre que produjo 79,776 toneladas en el segundo semestre.

Las óptimas condiciones del sector provocaron que para el cuarto trimestre, la categoría mostrase un comportamiento positivo de 79,5 %.

Sin embargo, la actividad relacionada con la extracción de piedra, arena y arcilla disminuyó su aporte.

Hasta ahora, los sectores principales que impulsaban la economía panameña eran los de los servicios y la logística, entre los que se encontraba el Canal de Panamá, por el que pasa casi el 6 % del comercio mundial.

Algunos sectores como el agropecuario también registraron un aumento del 7,9 %, con relación al año anterior, o el de suministro de electricidad, gas y agua que se elevó en 5,1 %

La pesca disminuyó en un 25,1 % y afectó la producción exportable de dicho sector, debido al descenso en la captura de peces y otras especies marinas, reflejado en las cifras negativas de sus exportaciones de pescado fresco y refrigerado en 24,6 %, camarones en 45,2 % y otros productos del mar en 74,4 %.

Las actividad comercial desarrollada en la Zona Libre de Colón, la mayor área de comercio sin impuestos de la región, también reportó una disminución durante el año, debido a la reducción de las reexportaciones en 9,2 %.

El descenso se puede ver en otros sectores como el manufacturero que cayó en un 1,5 %, y el sector de la construcción apenas aportó en un 0,1 %.

Para este 2020 se espera una expansión de entre 3,8 % y 4 % del PIB y en ese contexto, el Ejecutivo busca inyectar optimismo en la población que resiente la desaceleración: ha sacado a la calle millones de dólares con el pago de deudas a proveedores locales y a funcionarios. También ha puesto en marcha programas para impulsar el famélico sector agropecuario.

Publicidad