Celayda Castillo

Ante la falta de trabajadoras manuales, las madres de familia de la Escuela Japón se organizaron para limpiar el plantel educativo y evitar que sus hijos pierdan clases.