El vicepresidente de la República y ministro de la Presidencia, José Gabriel Carrizo, y la ministra de Salud, Rosario Turner

Catherine Perea

El Gobierno Nacional reiteró, a través de un comunicado firmado por el vicepresidente de la República y ministro de la Presidencia, José Gabriel Carrizo y la ministra de Salud, Rosario Turner, que corresponderá al Ministerio de Salud “honrar” los compromisos de pagos relacionados con la pandemia del COVID-19.

Los ministros indicaron que la atención de la crisis se encomendó al Minsa y a través del presupuesto COVID-19 se dispuso la adqusisición de insumos y equipos, mientras que al Ministerio de la Presidencia se le responsabilizó el traslado de presupuesto en coordinación con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Publicidad

Las compras que realizó el Minsa, indicó el comunicado, estaban basadas en proyecciones que indicaban para Panamá más de 100 mil casos para el mes de mayo, mientras que las proyecciones para las Unidades de Cuidados Intensivos pronosticaban más de 900 mil pacientes, cuando en ese momento la capacidad era de 218 camas.

Hoy, Panamá transita de la fase de cuarentena total, a la de apertura gradual de actividades hacia la nueva normalidad. Hasta el momento, nuestro sistema de salud no ha colapsado, sin llegar a la situación vivida en otras naciones que se han visto enfrentadas al dilema de decidir entre quién vive y quién no”, dice el documento.

Según el Gobierno Nacional, a través del Minsa y el Ministerio de la Presidencia se han ejecutado acciones conjuntas para enfrentar la crisis por la pandemia del COVID-19 con una estrecha y firme cohesión.

La declaración de Carrizo y Turner surge en medio de escándalos por compras fallidas de ventiladores con supuestos sobrecostos.

Publicidad