La ministra de salud, Rosario Turner

Odalis Núñez

A pesar que la apertura del Bloque 2 el próximo lunes 1 de junio, fue una decisión tomada por el ministerio de Salud en conjunto con el Consejo de Gabinete, la ministra Rosario Turner advirtió este sábado que si es necesario “echar para atrás”, de empeorar indicadores del COVID-19 en Panamá tomará esa medida.

Turner expresó que si en algún momento se alteran los siguientes parámetros: el índice de transmisión, limitación en la capacidad de tamizaje o si la capacidad instalada de los hospitales se rebasa, “tengan por seguro que, si tenemos que echar para atrás, lo tendremos que hacer”.

Publicidad

Durante una reunión virtual con los directores regionales de todo el país, la titular de Salud les solicitó reforzar la atención primaria en los centros de salud, y además se designó recurso humano exclusivamente para verificar que las guías y protocolos establecidos por el Minsa se cumplan, trabajo que se realizará en coordinación con los ministerios de Trabajo y Desarrollo Laboral y de Comercio e Industrias.

Insistió en la importancia que la población utilice cubrebocas, respete y mantenga el distanciamiento físico, ahora que el país pasa a la apertura del Bloque 2.

Por otro lado, Turner informó que, según reportes epidemiológicos, los corregimientos de Tocumen, 24 de diciembre, Curundú en la capital, Belisario Porras en San Miguelito y Arraiján cabecera actualmente, presentan índices de contagios que requieren mayor compromiso de la población y seguimiento de casos.

El Minsa pide a los residentes de estas zonas que se mantengan en sus hogares y refuercen las medidas de higiene como lavado de mano con agua y jabón, al igual que el uso de mascarillas y el distanciamiento entre las personas.

Publicidad