Luis Enrique y Ricardo Martinelli Linares.

Nimay González

Los hermanos Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli Linares, hijos del exmandatario panameño Ricardo Martinell,i serán trasladados provisionalmente a cárcel de la Base Militar Mariscal Zavala de Guatemala, mientras se fija la fecha de audiencia en la que se decidirá sobre su extradición.

Publicidad

La decisión de traslado fue establecida por el Tribunal Tercero y Tribunal Quinto de Sentencia Penal, los cuales tendrá a su cargo la situación legal de Ricardo y Luis Martinelli Linares, respectivamente.

Ambos tribunales deben desarrollar audiencias para consultarle a los hermanos Martinelli Linares si quieren adherirse al proceso de extradición.

El abogado Denis Cuesy Lessing, representante legal de Luis Enrique manifestó que ambos ciudadanos son diputados al Parlamento Centroamericano (Parcalen) por lo que deben quedar en libertad inmediatamente, lo cual indicó debe ser planteado ante un órgano superior, y agregó que que al momento de ser llevados ante el tribunal se presentarán las acciones necesarias.

“Al momento de ser citados ante el tribunal vamos a tomar las acciones necesarias y de hecho vamos a presentar todas acciones que en este momento corresponden porque la detención es ilegal… tengo la constancia que ha emitido el Parlamento Centroamericano donde hace constar que Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli Linares son diputados al Parlacen desde el años 2019, es decir que cuentan con una serie de prerrogativas y por es ello que han visto al señor embajador de la República de Guatemala, porque han detenido a dos diputados", expresó el jurista.

Más temprano los hijos del expresidente Martinelli (2009-2014), comparecieron ante un juzgado donde la Juez Sabrina Salazar les comunicó el motivo de su detención, que se sustenta en que sobre ellos existe una orden de extradición de Estados Unidos, firmada por la jueza Shirlly Johanna Maldonado Velásquez el pasado 3 de julio.

Cabe mencionar que Ricardo Martinelli Linares, de 40 años, y Luis, de 38, quienes fueron capturados el lunes 6 de julio en el Aeropuerto La Aurora de Guatemala, donde tomarían un vuelo con supuesto destino a Panamá, son solicitados por Estados Unidos para enfrentar un proceso penal ante la justicia de este país por su presunta participación en un esquema de sobornos masivos y lavado de dineros de la constructora brasileña Odebrecht, de acuerdo a un documento del Departamento de Justicia.

Son señalados por participar como intermediarios para el pago de 28 millones de dólares en sobornos a un funcionario de alto rango del Gobierno de Panamá, que tiene un vínculo con ambos acusados.

Publicidad