La obra fue adjudicada a la empresa SmartBrix un con un costo de B/.6.9 millones

Catherine Perea

La Contraloría General de la República de Panamá informó que refrendó el contrato del Hospital Modular, para pacientes con COVID-19.

De acuerdo con la entidad fiscalizadora, después de una profunda revisión y el proceso de consulta ciudadana, se estableció que el contrato es justo y razonable, pues el precio acordado entre las partes está por debajo del rango medio entre el mínimo determinado por esa entidad y el máximo posible en la industria de la construcción.

Publicidad

Se determinó que se mantuvo el modelo de diseño y construcción, pero sin anticipo o pago alguno.

"La etapa de refrendo del contrato es previa a cualquier desembolso que se hará con posterioridad y que dependerá de un recibo conforme del Ministerio de Obras Públicas y de la fiscalización en campo de la Contraloría General, etapa en la que se permiten hacer los ajustes económicos, según los hallazgos físicos que se determinen previo a su pago", indicó la la Contraloría en un comunicado.

La entidad abrió el pasado 21 de agosto una consulta ciudadana sobre la construcción del hospital para que gremios, especialistas y ciudadanos aportaran comentarios de carácter legal, técnico, financiero, de fiscalización y de procedimiento.

En marzo inició la construcción del hospital que debía estar listo en un mes. La obra fue adjudicada a la empresa SmartBrix un con un costo de B/.6.9 millones; en un principio el objetivo era trasladar allí a pacientes críticos con COVID-19.

El Ministerio Público (MP) inició una investigación por supuestos sobrecostos en esta obra, en tanto, el procurador de la Administración, Rigoberto González acogió una denuncia en contra del ministro de Obras Públicas, Rafael Sabonge por supuestamente haber rechazado la donación china, para convertir el Centro de Convenciones Amador en un hospital de nivel 1 para pacientes con COVID-19.

Publicidad