Los dueños de los certificados de operación deberán realizar limpiezas constantes de los vehículos

Teiga Castrellón

La Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre de Panamá (ATTT) publicó este viernes cuáles serán las disposiciones sobre la ocupación y las medidas sanitarias de prevención que serán adoptadas para la operación del transporte público de pasajeros a partir del lunes 7 de septiembre.

La ATTT, previa coordinación con el Ministerio de Salud, Ministerio de Seguridad y la Dirección Nacional de Operaciones de Tránsito de la Policía Nacional, le comunica a los transportistas, propietarios de Certificados de Operación, conductores y usuarios del servicio de transporte público, en sus modalidades de selectivo y colectivo a nivel nacional, que desde el lunes 7 de septiembre se deberá mantener la ocupación limitada según el número designado para cada vehículo.

Publicidad

  • Autobuses tipo escolar de 55 puestos (diablo rojo) 33 sentados, 6 de pie (39)
  • Autobuses tipo escolar de 60 puestos (diablo rojo) 36 sentados, 6 de pie (42)
  • Autobuses tipo escolar de 45 puestos (diablo rojo) 27 sentados, 5 de pie (32)
  • Autobuses de 45 pasajeros (Tipo Nevera) 23 sentados, 7 de pie (30)
  • Autobuses de 30 pasajeros (Tipo Coaster) 16 sentados, 5 de pie (21)
  • Autobuses de 15 pasajeros (Tipo Hiace) 9 sentados, 2 de pie (11)
  • Metro Bus de 80 pasajeros (Gran Viale)  17 sentados, 29 de pie (46)
  • Metro Bus de 82 pasajeros (Torino) 23 sentados, 23 de pie (46)
  • Taxis (servicio selectivo exclusivamente) 1 pasajero o una burbuja familiar por trayecto / 2 pasajeros: persona con discapacidad o adulto mayor con cuidador.

(Burbuja Familiar la constituye los miembros de una misma familia.)

En el comunicado que publica la ATTT queda establecido que el conductor y el secretario del colectivo no se consideran o cuentan como pasajeros del autobús en cuanto a la ocupación antes descrita.

Además se advierte que los transportistas deben cumplir con la cantidad permitida y deben adoptar las medidas sanitarias hasta tanto se evalúe el comportamiento de la pandemia según se vayan reactivando las actividades económicas.

La ATTT deslinda responsabilidades tanto para las autoridades como los entes encargados de fizcalizar que se cumplan esta medidas en los buses y taxis a través de operativos.

En tanto que se responzabiliza a los dueños de los transportes a que cumplan con la limpieza constante de los vehículos, la señalización que establece el distanciamiento y la entrega de insumos a los conductores para su protección. Mientras que a los conductores se les obliga a portar mascarillas, mantener el distanciamiento y a evitar la aglomeración en los vehículos.

Y por último, a los usuarios se les pide el uso obligatorio de mascarilla o la mayor protección que puedan, no hablar por celular dentro de los vehículos, no subirse a un transporte que exceda la cantidad límite y no comer ni tomar nada dentro de los vehículos.

Cabe recordar que desde el 7 de septiembre el Gobierno permitirá la reapertura de actividades como la industria de la construcción y actividades relacionadas (ingenieros, arquitectos, administradores de proyectos, contratistas, servicios de mudanza y acarreos); del Área Económica Especial Panamá Pacífico; de la  Zona Libre de Colón y zonas francas, de las áreas Marinas privadas y pesca deportiva, sastrerías, modisterías, zapaterías y lavaautos.

Publicidad